Lne.es »

Fallece un bombero en el derrumbe del edificio incendiado en Oviedo

El fallecido se encontraba en el interior del edificio, junto a otro efectivo que ha resultado herido, en el momento en el que se fue abajo | Eloy Palacio, de 56 años, no trabajaba hoy pero se incorporó a las tareas de extinción ante la magnitud del siniestro en el que perdió la vida

07.04.2016 | 23:25
Fallece un bombero en el derrumbe del edificio incendiado en Oviedo
Fallece un bombero en el derrumbe del edificio incendiado en Oviedo
Fallece un bombero en el derrumbe del edificio incendiado en Oviedo

Un bombero del Ayuntamiento de Oviedo que participaba en las labores de extinción del incendio declarado esta mañana en un edificio histórico situado en el centro de Oviedo ha fallecido al quedar atrapado en el momento en el que el inmueble se ha venido abajo, han informado fuentes policiales.

El edificio se derrumbó hacia las 16:30 horas, unas cinco horas después de que se declarase el fuego en este inmueble de la calle Uría, la principal calle comercial de la capital asturiana.

En el momento en el que el edificio se vino abajo se encontraban trabajando dos bomberos de Oviedo, uno de los cuales resultó herido, mientras que el otro, Eloy Palacio, fue rescatado sin vida de entre los escombros una hora después.

Fuentes municipales han confirmado que el bombero herido sufre, al menos, la rotura de una pierna, entre otras contusiones provocadas por el derrumbe, que se produjo en un momento en el que los bomberos ya habían dado por controlado el fuego.

Tras el derrumbe se han producido momentos de desconcierto, con los bomberos llamando a sus compañeros a gritos. La calle sigue cortada al paso de tráfico y peatones, con estrictas medidas se seguridad. El edificio, que fue rehabilitado y que databa del siglo XVIII, ya se da por perdido ante los graves daños. Los bomberos dieron por controlado el incendio surgido en un edificio histórico del centro de Oviedo.

El delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, ha asegurado que el despligue de bomberos que está trabajando en este incendio en el adecuado pra estos casos pero ha querido puntualizar que él no puede evaluar su trabajo poque sería "frivolidad".

De Lorenzo afirmó que "los bomberos siempre se juegan mucho en su trabajo. Lo que ha pasado es una desgracia". El delegado de Gobierno explicó que va a ser necesario apuntalar las fachadas de los edificios colindantes. "Esto no se acaba con apagar el fuego" aclaró.

Las llamas, que calcinaron el inmueble, mantuvieron en vilo a los bomberos durante 4 horas y media, hasta que finalmente lograron controlar la situación. Minutos después de que los efectivos controlaran las llamas, parte de la fachada del edificio se desplomó.

El intenso calor y la enorme acumulación de humo han complicando mucho las labores de extinción del incendio que ha afectado a dos edificios de la calle Uría de Oviedo, los números 58 y 56. El concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, está "muy preocupado" porque es bastante posible que las llamas se reaviven y afecten a más inmuebles.

Las llamas comenzaron pasadas las doce de la mañana en el número 58 de la calle Uría, cerca del cruce con Independencia y Melquiades Álvarez. Al parecer se originaron entre el segundo y el tercer piso de un edificio en el que tan sólo hay una vivienda, el resto son oficinas. La enorme humareda provocó la alarma y llevó a los bomberos a desalojar en edificio y a pedir a los comercios de la zona que cerrasen sus puertas por seguridad.

El número 58 de la calle Uría es un inmueble catalogado. El inmueble data de 1889 y es obra del arquitecto Juan Miguel de la Guardia. En estos momentos ya se da por perdido, está colapsado, destrozado por las llamas y el tejado se ha derrumbado.

El humo se extendió entonces a la parte posterior del inmueble, en el número 25 de Melquiades Álvarez, y allí actuaron los bomberos. En un principio acudieron tres dotaciones de lucha contra incendios del Ayuntamiento de Oviedo pero dadas las dimensiones del siniestro se movilizó a todo el turno así como a varias unidades de la Policía Local.

Cuando los bomberos atacaban las llamas y la humareda en Melquiades Álvarez el fuego se reavivó en la calle Uría afectando al número 56, que también tuvo que ser desalojado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine