Ajedrez de élite en el Centro Asturiano

Alekhine y Karpov visitaron el Club en los años 1943 y 1981, respectivamente; ambos dejaron constancia de su genialidad ante el tablero

09.04.2016 | 06:53
Anatoli Karpov, durante una partida.

Pocas sociedades, centros deportivos o de recreo en España -si exceptuamos las sedes de los grandes torneos como Linares, en Jaén- pueden alardear de haber albergado en sus instalaciones exhibiciones de dos campeones mundiales de ajedrez como han sido Alekhine (1943) en los salones del Centro Asturiano en la calle Uría y de Karpov (1981) en la finca del Naranco.

El grupo de ajedrez del Centro Asturiano de Oviedo ha sido en los años de la posguerra uno de los protagonistas del desarrollo del ajedrez en Asturias conjuntamente con la Obra Sindical "Educación y Descanso" de Oviedo y el Centro "La Unión Mercantil" de Gijón. En los años 30 del pasado siglo el Ateneo Popular de Oviedo fue pionero en la implantación del juego en nuestra región.

Jugadores destacados de aquel tiempo eran Demetrio Espurz, Anselmo del Fresno, Cesar G. Lombardía, José Villanueva, Sergio Martínez o Antonio Martínez de Vega, hijo de Alfredo Martínez, el ministro asturiano asesinado en la primavera de 1936. Antonio Martínez estaría vinculado muchos años al Centro Asturiano cómo médico de la entidad.

En la década siguiente, en los años 1942 y 1946 se celebran en los salones del Centro campeonatos regionales y surgen nuevas figuras como Alfonso Sánchez, hermano del futbolista Antón, campeón en 1942; Enrique Cima, Llera, de Con y Fernando Muñoz, entre otros. En ésta década destaca el grupo de ajedrecistas de Gijón con una pléyade de grandes jugadores como Mampol, Bonet, Las Clotas, y Cifuentes. El gran maestro Alekhine visitó Asturias en varias ocasiones. Había iniciado su carrera profesional en 1912 en un torneo internacional en Rusia. Dos años más tarde en 1914 le vendría el espaldarazo de su categoría en el torneo de Petrogrado al vencer a las grandes figuras de la época como el cubano Capablanca, Lasker y Torrach.

La Primera Guerra Mundial supuso un paréntesis de cuatro años en el ajedrez europeo. Alekhine llegó a Asturias el 23 de junio 1922 con la aureola de gran figura aunque aún tardaría 5 años en arrebatar el cetro mundial al mito de aquel tiempo el cubano Raúl Capablanca, en 1927. Alekhine estuvo en Gijón donde jugó una docena de partidas en el Círculo Mercantil, con diez victorias y dos tablas. Al día siguiente celebraría otras 40 simultáneas en el Club de Regatas.

El 13 de marzo de 1935 según la prensa de la época se le esperaba en Gijón, aprovechando una gira por Europa, pero no hay constancia de confirmación de la visita. En noviembre de 1943 retorna a Asturias a celebrar exhibiciones en Gijón y Oviedo. En Gijón repite visita al Círculo Unión Mercantil el 6 de Noviembre del citado año y dos días más tarde llega a Oviedo para celebrar partidas en los locales de la Obra Sindical "Educación y Descanso" y del Centro Asturiano.

En los locales sindicales juega 30 partidas de las que gana 27 y pierde tres ante Casariego, Cima y Las Clotas. En el Centro Asturiano y en la modalidad de contra reloj disputó 10 tableros, ganando 8 de ellos y cediendo ante Cima y Casariego.

El año siguiente, en julio de 1944, vuelve Alekhine con ocasión de un torneo internacional celebrado en Gijón, venciendo en el mismo con una gran participación española representada por Medina, Pomar, González, Rico, Bonet, etc.

Alkehine fallecería en marzo de 1946 en Lisboa, víctima de una angina de pecho a los 53 años. Había nacido en Moscú el 12 de octubre de 1892 y con su muerte se cerraba el ciclo de dos leyendas del ajedrez en la primera mitad del pasado siglo: Raúl Capablanca y Alekhine.

Máxima expectación. Casi 40 años más tarde de aquella memorable exhibición de Alekhine en el Centro Asturiano, el 8 de febrero de 1981, otro campeón mundial, Anatoli Karpov visitaba los salones del Centro en el Naranco en medio de una enorme expectación, el día antes había celebrado 22 partidas en el Hotel Reconquista, invitado por la Caja de Ahorros.

En la exhibición del Centro Asturiano jugó 25 simultáneas, cediendo tres tablas ante Ángel Prieto, Ignacio Vidau y Armando Álvarez, los demás competidores hasta 25 fueron, Arias, Cuenya, F. González, A. Valdés, Sejas, Oterino, Cobelos, Azpiri, Ramón, Millán, Molinero, Faes, Novoa, Menéndez, Casielles, Ismael Suárez, Martín, Alberto, Rubio, Benjamín, Longo y Marcelino.

La visita de Karpov no estuvo exenta de polémica al considerarse marginados como rivales del ruso, por la Federación Asturiana de Ajedrez, varios destacados jugadores ovetenses en la exhibición que se celebró en el Reconquista.

Karpov accedió al campeonato mundial por la deserción del titular el excéntrico americano Fischer y cedería el cetro a otro gran maestro ruso Kasparov. Karpov ante la prensa ovetense reconocía como las dos grandes figuras del siglo XX a Capablanca y Fischer. Si algún día visitara nuestro país otro campeón mundial, estoy seguro que Alfredo Canteli, presidente del Centro Asturiano, haría todas las gestiones posibles para traerlo a Oviedo y completar la trilogía de tres campeones mundiales de ajedrez en el Centro un hecho infrecuente en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine