Las bocas de agua de la calle se quedaron sin presión

09.04.2016 | 06:53
Una mujer limpia su terraza de ceniza, ayer, con los restos del incendio al otro lado de la calle.

Fuera de la investigación oficial, a pie de calle, el delegado de prevención del Ayuntamiento, Miguel Ordóñez, de la Corriente Sindical de Izquierda (CSI), coincidió en parte con esta versión, a falta de una valoración más técnica que tienen pensado realizar el lunes: "No estaban enganchados a la plataforma del brazo articulado, que era su seguro de vida" y a partir de ahí surgió "el fatal desenlace", señaló.

La investigación también trata de esclarecer por qué las bocas de agua (hidrantes) ubicadas en las proximidades del inmueble afectado no tenían presión suficiente para que funcionaran las mangueras, lo que motivó que tuviesen que trasladar a la calle Uría varias cubas de agua para extinguir el incendio. Según ha podido saber este diario, el Ayuntamiento de Oviedo ya ha encargado una investigación sobre este extremo.

Asimismo, en el transcurso de las declaraciones, los bomberos también hablaron de la virulencia del incendio. Los testigos hablaban de que "salía un hilillo de humo de un óculo", pero los bomberos aseguran que cuando hicieron la primera cata "todo el falso techo era una hoguera total". Esta circunstancia no le extraña, por ejemplo, al constructor del edificio contiguo al incendiado, el número 56 de Uría, Julián Bravo. "El edificio no se vació para reformarlo, como hicimos nosotros renovando toda la estructura de hormigón, fue un lavado de cara. Toda la estructura era de madera, no me extrañó el desenlace", señaló.

A los investigadores de la Policía Judicial, tutelados por el Juzgado de Instrucción número 2, de guardia estos días, les toca esclarecer varias cuestiones relacionadas con el incendio: el origen (las primeras hipótesis apuntan a un cortocircuito), si el dispositivo desplegado fue correcto, si la intervención de los bomberos fue adecuada y el trágico fallecimiento del bombero.

La Inspección de Trabajo del Principado también investigará las causas del accidente que costó la vida a Eloy Palacio. El portavoz del Gobierno regional, Guillermo Martínez, expresó su pesar por el siniestro mortal y confirmó "la activación inmediata de una serie de instrumentos", en referencia a la inspección de Trabajo y a las diligencias policiales, para aclarar "las causas exactas del suceso más allá que se viera cómo el edificio se vino abajo", al tratarse de un accidente laboral. Martínez señaló que el incendio, "especialmente complicado", presentó una evolución "muy compleja" y destacó la labor de los bomberos, con una referencia especial a Eloy Alonso que "fue el primero en acudir como voluntario cuando se pidieron refuerzos pese a estar de descanso". El portavoz del Gobierno regional precisó que el Servicio de Emergencias del Principado colaboró con seis vehículos y doce bomberos cuando desde el ayuntamiento de Oviedo se requirió su colaboración, informa J. A. A.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine