Lne.es »

"Atacaron ellos", aseguran la madre y el hijo heridos en la pelea de General Elorza

Dos de los implicados en la reyerta quedan en libertad tras declarar en el Juzgado al salir del HUCA, donde estuvieron una semana ingresados

12.04.2016 | 10:34
I. Iordan, a la izquierda; su esposa, V. Iordan, a la derecha, y detrás, el hijo, A. F. Iordan. En el centro, otra familiar que no está implicada en los hechos.

Dos de los implicados en la reyerta ocurrida en General Elorza la semana pasada entre dos familias rivales de origen rumano quedaron ayer en libertad tras prestar declaración en el Juzgado de Instrucción número dos nada más salir del HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias), donde estuvieron ingresados una semana por heridas de arma blanca. Ambos, una mujer y su hijo de veinte años, del clan familiar Iordan, aseguraron que "atacaron ellos" -en referencia a los miembros de los Gilceava- y que desconocían el origen de la pelea.

El patriarca de la familia Iordan está en la unidad de cuidados intensivos, y, según el letrado que le representa a él y a los suyos, Diego Arbesú, la gravedad de sus lesiones le impedirá prestar declaración en los próximos días, por lo que tampoco está previsto que pase a disposición judicial en un breve espacio de tiempo.

Los Iordan sostienen que el lunes 4 de marzo "casualmente" los dos clanes se encontraron en plena la calle. Sin embargo, en medios policiales creen que se habían citado previamente para resolver sus diferencias y que habían llamado a más parientes para defenderse, de ahí que en la pelea participasen al menos cuarenta personas. La Policía Nacional investiga como origen de la riña un desacuerdo sobre la dote de una menor de 15 años del clan Gilceava para entregarla a un joven de los Iordan y la posible venta de la joven por una cantidad que podría aproximarse a los 10.000 euros.

En el balance de heridos y detenidos los Iordan se llevaron la peor parte. Siete miembros de esta familia integran la nómina de las dieciséis personas detenidas.

Un vídeo aportado por un particular fue determinante para esclarecer los hechos e identificar a los presuntos autores de los apuñalamientos. La juez instructora, María Simonet Quelle Coto; los abogados personados en la causa (Enrique Fernández y Diego Arbesú); así como el fiscal del caso, visionaron el documento durante las primeras comparecencias.

En la multitudinaria pelea se vieron implicadas al menos cuarenta personas de las dos familias integradas por gitanos originarios de Rumanía, la mayoría dedicados a la mendicidad, aunque también algunos con trabajos regularizados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine