Olor a "quemado" y hollín en los estantes de las tiendas de la zona

12.04.2016 | 04:09

Las tiendas del entorno de la calle Uría y Melquíades Álvarez a las que el Ayuntamiento ha permitido abrir sus puertas tras el incendio del jueves tienen algunos de sus productos estropeados, olor a "quemado" y hollín en los estantes, espejos y paredes del establecimiento. Así, la dueña de una perfumería de Melquíades Álvarez, Carmen de Castro, se pasó la mañana de ayer limpiando en profundidad el local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine