La adjudicación del contrato del club de golf de Las Caldas incendia el tripartito

PSOE e IU acusan a Somos de "falta de rigor" y de "frívolo" por pedir ahora que se remunicipalice la instalación

13.04.2016 | 04:12

"Falta de rigor", "posición surrealista" o simplemente una actitud "frívola". Éstas son algunas de las "consideraciones" que recibió la postura de Somos por parte de sus socios de gobierno -PSOE e IU- ante la decisión de los podemistas de rechazar en la Junta de Gobierno celebrada ayer -la segunda en dos días para tratar el mismo tema- la adjudicación del nuevo contrato para la gestión del club de golf de Las Caldas a la UTE (Unión Temporal de Empresas) FCC-Eulen y de exigir su remunicipalización.

A pesar del voto en contra de Somos, la adjudicación del contrato salió adelante gracias a los votos de PSOE e IU. El requiebro dado por Somos encendió los ánimos entre socialistas y comunistas, que no entienden que ahora a los de Ana Taboada no les parezcan adecuados los pliegos de condiciones de la concesión.

El principal argumento de PSOE e IU se centra en que los podemitas tienen sobre las mesa los pliegos -herencia del PP- desde que se hicieron con el control de la Concejalía de Deportes hace ya casi diez meses. "Hasta ahora no habían dicho ni mu", denunciaba ayer Ana Rivas, edil del PSOE. "Lo que se votaba hoy (por ayer) no era la remunicipalización del campo de golf. Lo que se votaba era no dejarlo sin gestión y mandar a 20 trabajadores a la calle", apostillaba Cristina Pontón, portavoz de IU.

Pero el "calentón" de unos y otros se incrementó a lo largo de la tarde después de que Somos hiciera pública su postura en una nota de prensa no adjudicada a concejal alguno de la formación. En ella, Somos explica que solicitaron a sus socios de gobierno que estudien "la remunicipalización y la gestión directa" del campo de golf de Las Caldas. Y si esto no fuera posible "la concesión del servicio durante un plazo razonable que no hipoteque a futuras corporaciones". Lo contrario, reza la nota, "rebaja la calidad de nuestra democracia". El nuevo contrato recoge la cesión de la gestión de Las Caldas durante 15 años, con la posibilidad de prorrogarlo en dos tandas de siete años cada una. Para Rivas "la mitad" de las afirmaciones de Somos son "falsas" y llenas de "incoherencias", tachó la situación de "surrealista" y puso de manifiesto la "falta de rigor" de sus socios.

En este punto, la edil socialista señaló cómo un día antes, en la Junta de Gobierno de anteayer, Somos planteó que quería estudiar mejor los pliegos al ser contrato demasiado "caro" para el Ayuntamiento y adelantó su intención de abstenerse. Veinticuatro horas después "la versión cambió", se quejaba ayer Rivas. La concejala socialista entiende que Somos cometió "un error de percepción" a la hora de estudiar los pliegos de condiciones. Según las cifras de la socialista, a lo largo de los quince años de duración del contrato el Ayuntamiento aportará a la UTE una subvención de 250.000 euros para obras. A cambio, entre inversiones y cánones la empresa abonará al municipio casi 3 millones de euros.

"Tuvieron meses para cambiar lo que no les gustaba de forma sosegada. Es una tomadura de pelo a los trabajadores y a los usuarios y una de las mayores incoherencias que hemos visto en estos meses. Votan contra unos pliegos hechos por una de sus concejalías", remató Cristina Pontón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine