Lne.es »

Palacio: "Podría haber más litigios por inclusión ilícita en ficheros de morosos"

El magistrado del Juzgado número 8 de primera instancia de Oviedo señala a las telefónicas como principales responsables de esta práctica

15.04.2016 | 04:19
Por la izquierda, Fernando Castro (director del Centro de Estudios del Colegio de Abogados), el juez Miguel Palacio Lacambra y Eduardo Escandón (responsable de Civil del Centro de Estudios), antes del acto.

"Ser incluido de forma indebida en un fichero de morosos es indemnizable", indicó, tajante, el magistrado Miguel Palacio Lacambra, titular del Juzgado de primera instancia número 8 de Oviedo que en la tarde de ayer analizó en el Colegio de Abogados la dinámica de este fenómeno, que achacó sobre todo a las empresas de telefonía. "Es un tipo de asunto que se ve algo en los juzgados civiles, pero podría haber mucha más litigiosidad por estos casos", admitió el magistrado al final del acto, organizado por el Centro de Estudios del Colegio, y que contó con una nada desdeñable presencia de letrados.

Según el magistrado, "la mayoría de las empresas que incurren en estas prácticas, yo diría un 90 por ciento, son de telefonía, pero también hay empresas de seguridad que tienen contratos parecidos. Normalmente viene por un incumplimiento del compromiso de permanencia". Y puso un ejemplo. "Hay una permanencia de 24 meses, no se cumple o se hace la portabilidad a otra línea. Es ahí donde surgen los problemas, ya que el usuario no sabe que existe ese compromiso de permanencia, o si lo sabe, desconoce la responsabilidad a que va a dar lugar, y de esa controversia surge la deuda y la inclusión indebida en el fichero de morosos", añadió el juez.

Para abordar estos asuntos se echa mano de la ley de Protección de Datos, más la jurisprudencia del Supremo, sobre todo la sentencia del 17 de febrero de 2016, que marca el camino en lo que se refiere a indemnizaciones. Estos casos se plantean como litigios de protección del derecho al honor, en el curso de los cuales se analiza también la naturaleza de la deuda. "Lo primero que hay que ver es si ha sido adecuada la inclusión en el archivo, si existía una controversia razonable respecto de la deuda", resaltó. La responsabilidad corresponde a la empresa que ha facilitado los datos al archivo de morosos, pero también a los titulares de éstos se les puede requerir una indemnización si no han sido diligentes a la hora de atender las reclamaciones para rectificar o cancelar la inclusión.

"Se indemniza el daño moral y es muy difícil de cuantificar. Influyen factores como el tiempo que ha estado una persona en ese fichero de forma indebida, las consultas por parte de terceras entidades, el desasosiego que se le haya podido causar a esa persona con las insistentes reclamaciones, que se le haya rechazado un crédito...", explicó el juez. Palacio planteó dudas sobre el alcance de las indemnizaciones. "Me resulta contradictorio. Quizá no tenemos interiorizado lo que supone un derecho fundamental como es el derecho al honor. Las indemnizaciones eran muy pequeñas, y han ido a más. El Tribunal Supremo ha destacado la importancia de este derecho y están llegando a 6.000, 10.000 o 12.000 euros. Hay que evitar indemnizaciones desproporcionadas", indicó.

Palacio admitió que "ha habido un cierto repunte de los asuntos civiles. Se han eliminado las tasas y ha habido mucho litigio frente a los bancos, con las cláusulas suelo, las acciones de Bankia, las preferentes... Estamos en unos 1.200 asuntos anuales, por encima de los baremos que establece el CGPJ".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine