Lne.es »

Las líneas B2, C1 y D1 recuperan parte de su recorrido habitual

21.04.2016 | 02:06

El director de la agencia de viajes Halcón, Juan Moral, salió ayer a tomar el aire menos de lo habitual en los últimos días, cuando no tenía a quién atender ni a quién hacer la reserva de sus vacaciones. Su negocio estuvo "cerrado a ojos de cualquiera, pero abierto para los trabajadores". Las vallas azules y el precinto policial confundieron a sus potenciales clientes. "No pudimos poner un cartel para explicar que estábamos abiertos, así que la gente al llegar y ver la prohibición de paso volvía por donde había venido". Esta agencia y el supermercado Supercor fueron los únicos comercios afectados por el cierre parcial de la acera de números impares de Uría, aunque a ambos se les permitió desarrollar su actividad. "Lo único que hacíamos era atender el teléfono y mandar y recibir correos electrónicos porque la puerta no se abría. Hoy ya es otra cosa. Por fin hemos hablado cara a cara con la clientela", explicó ayer Moral justo cuando una mujer reservaba un viaje a Argentina para este mes.

Los vecinos de los portales 17 y 19 han dejado de sentirse observados. Junto a la agencia de viajes y la tienda de la cadena de El Corte Inglés, ellos eran la excepción que confirma la regla porque podían saltarse el precinto policial en calidad de residentes. Cada vez que levantaban o pasaban por debajo de la cinta azul y blanca, un ciudadano les increpaba. Ahora recorren la calle como uno más, aunque eso sí, no se paran a hacer una foto. Buena parte de estos vecinos ve el avance de los trabajos de desescombro y apuntalamiento de Uría, 58 con sólo abrir las cortinas del salón. Eso hace la presidenta de la comunidad del 17, Blanca García, que conserva en su memoria y en el teléfono móvil las peores imágenes de la tragedia del 7 de abril.

No todo el que caminó ayer por la acera de enfrente al edificio incendiado lo hizo por curiosidad. Manuel de la Vega y María Fátima Machado fueron "para ver mejor". Y es que la dirección y el teléfono alternativos de su gestoría -en un edificio anexo al siniestrado- están anunciados en un cartel que no acababan de descifrar colgado en la fachada. "Aquí lo vemos algo mejor, para eso hemos venido", comentaron.

La jornada de "normalización" del centro de Oviedo se completó ayer, a partir de la cuatro de la tarde, con la recuperación de parte del recorrido habitual de tres líneas de TUA (Transportes Unidos de Asturias): B2, C1 y D1. Estos autobuses ahora entran por la calle Independencia y Fray ceferino para retomar su ruta estándar. Además, la línea H1, que circulaba normalmente por la calle Uría, ahora va por Independencia y Melquíades Álvarez, y llega a la calle Argüelles y Jovellanos, al dejar de pasar por la calle General Elorza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine