Los héroes ovetenses de la paz mundial

Isidro Gabino Sanmartín, fallecido en un atentado en Kabul, recibe un homenaje de sus compañeros de la IX Unidad de Intervención Policial "por su gran generosidad"

07.05.2016 | 05:57
Los héroes ovetenses de la paz mundial

El pequeño Aarón Sanmartín Vera no se perdió detalle del homenaje que el Ministerio del Interior y la Policía Nacional le dedicaron ayer a su padre, Isidro Gabino Sanmartín, fallecido el pasado 11 de diciembre en un atentado terrorista en Kabul (Afganistán), cuando protegía la Embajada Española. A sus seis años se mantuvo quieto y aferrado a la mano de su madre, Estefanía Vera, en el patio del cuartel del barrio de Buenavista, donde también recibieron un premio los compañeros de su padre; los agentes de la IX Unidad de Intervención Policial (UIP), al recoger la Corbata de la Orden al Mérito Civil. Se mantuvo sin rechistar al lado de su hermana mayor, Miriam Sanmartín, y de su abuela, Presentación Hernández. Y aguantó bajo la lluvia protegido con capucha y paraguas. Sintió el cariño que las decenas de agentes le tenían a Isidro Gabino, "Gabi", y al final gritó como un policía más: "Viva España. Viva el Rey".

El director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, presidió el acto junto al delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, y el jefe superior de Policía de Asturias, Ignacio José Díaz Salazar, a partir de las doce en punto de la mañana. "A sus órdenes señor director general. Pido permiso para izar la bandera". Con esta frase dio comienzo el homenaje. Ocho agentes portaron la enseña española hasta el fondo del patio y la hicieron ondear mientras la banda de música del cuerpo tocaba el himno nacional.

La celebración sirvió además para conmemorar el veinticinco aniversario de las UIP, unas unidades que se crearon mediante real decreto siendo José Luis Corcuera ministro del Interior. Su principal objetivo es la actuación en situaciones graves de alteración de la seguridad ciudadana que ocurran en territorio español.

El responsable de la Jefatura Superior de la Policía en Asturias destacó las que a su juicio son las cinco mayores virtudes de las Unidades de Intervención Policial: esfuerzo, profesionalidad, dedicación, coraje y sacrificio. "Sin duda alguna la labor de estos agentes merece la Corbata al Mérito que hoy se les entrega. Se trata de agentes de formación ejemplar que se ponen a prueba a diario con sus heroicos actos poniendo en riesgo su propia integridad física".

La secretaria General de la Delegación del Gobierno, Inés Guerra García, fue la encargada de nombrar a tres funcionarios que también obtuvieron un reconocimiento especial por su trabajo. Así, recibió un diploma honorífico el comisario jubilado, Jesús Antonio Fuertes (que dirigió la IX UIP desde 1993 hasta 2009); el subinspector, José Vaquero; y el oficial, Jesús Gustavo Rodríguez, junto a los agentes caídos en acto de servicio.

Ignacio Cosidó alabó al fallecido Sanmartín "por su gran generosidad al ser capaz de haberse sacrificado por el bien de la sociedad" y aseguró que la IX Unidad de Intervención Policial de Oviedo "es de las mejores de España" al estar curtida en fuertes conflictos "como el de la minería". Para el director general de la Policía Nacional, las UIP han hecho historia al haber estado en todos los grandes acontecimientos de España y permanecer en primera línea para velar por la seguridad de los ciudadanos. "Enviamos a estos agentes a los sitios más peligrosos porque actúan con profesionalidad y equilibrio con el único objetivo de contribuir a que exista un clima de paz social". La música de la banda de música puso el broche de oro al acto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine