La juez ve al Alcalde un "mero espectador" del incendio de Uría y le exime de testificar

El bombero herido, Juan Carlos Fernández, se persona como acusación particular en la investigación por la muerte de su compañero

11.05.2016 | 04:34
Los bomberos de la CSI Manuel Díaz (izquierda) y Miguel Ordóñez Lorenzana acompañan al Juzgado al bombero herido en el derrumbe del edificio incendiado, Juan Carlos Fernández.

La juez que investiga la muerte del bombero Eloy Palacio en el incendio de la calle Uría ha eximido al alcalde de Oviedo, Wenceslao López, de prestar declaración como testigo de los hechos al considerarlo "un mero observador". Una de las partes personadas, la que representa Fernando de Barutell, había solicitado al Juzgado de instrucción número 2 la declaración del Alcalde y del concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, puesto que "por atención a sus cargos tenían información detallada del dispositivo desplegado, estado del edificio, personas al mando y órdenes emitidas". Sin embargo, en un auto al que ha tenido acceso este periódico la juez sostiene que la declaración "es improcedente e innecesaria al no haberse acreditado participación alguna en las tareas de extinción" del incendio "mas que la mera condición de observadores desde un inmueble cercano", de manera que "no consta" una intervención directa. De Barutell ha anunciado que recurrirá esta decisión y que más partes personadas en la causa respaldarán su postura.

Otra de las novedades del procedimiento judicial es la personación en la causa como acusación particular del bombero que sobrevivió al incendio de la calle Uría, Juan Carlos Fernández Granda "Cuni", representado por Ignacio Manso Platero, el mismo letrado que defiende en el procedimiento a la Corriente Sindical de Izquierda (CSI). El bombero relató en sus declaraciones ante la Policía Nacional y la juez del caso, Simonet Quelle, una serie de fallos durante el operativo de extinción que costó la vida a su compañero Eloy Palacio. Su declaración motivó que el juzgado cancelase las declaraciones de los mandos de los bomberos en calidad de testigos, cambiando su situación procesal a "investigados". Las declaraciones de dos de los mandos investigados, Luis Díaz Montes y Juan José Puente, tendrían que celebrarse mañana, aunque uno de ellos ha solicitado un aplazamiento al coincidir esta declaración con otra (como testigo) en un procedimiento en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA). El juzgado aún no se ha pronunciado. Mientras, la declaración del jefe de bomberos, José Manuel Torres (también como investigado) está señalada el jueves de la próxima semana.

Así, esta doble acusación particular ha comenzado ya a solicitar al juzgado una batería de pruebas, entre las que figuran "todos los informes complementarios" elaborados por los mandos de bomberos investigados por la juez, así como los responsables de la Policía Local, Protección Civil, el arquitecto, el aparejador y el ingeniero municipal. También han solicitado a la titular del juzgado que requiera al Ayuntamiento de Oviedo para que aporte a la causa todas las grabaciones telefónicas derivadas de la intervención, así como las grabaciones de las comunicaciones de la sala de control del edificio de Seguridad Ciudadana entre los efectivos de bomberos y los agentes policiales. El juzgado ha rechazado ya una parte de las pruebas solicitadas por esta acusación particular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine