Lne.es »

Zarauza, directora de la Escuela de Hostelería, cocina su segundo libro

Para la escritora ovetense, "Llanes es el lugar perfecto para idear una novela negra"

11.05.2016 | 04:34
Ana Zarauza, ayer, en la plaza de Trascorrales.

Ana Zarauza aprovecha su tiempo libre para ir a Llanes y escribir. De hecho, no podría hacer lo segundo sin lo primero. La villa marinera es la principal fuente de inspiración de la directora de la Escuela de Hostelería del Principado, que ya va por la segunda edición de su ópera prima "Algo que ocultar" y prepara su segundo libro. Ambas obras son novelas negras y beben directamente de autores como el español Lorenzo Silva o la sueca Camilla Läckberg. Crímenes, sospechas e investigadores son los ingredientes fundamentales de una narración que transcurre en Llanes. En la parroquia de Poo para ser exactos. Zarauza presentó ayer "Algo que ocultar" en la plaza de Trascorrales y explicó su proceso creativo ante un público apasionado del género policíaco.

"Llanes es el lugar perfecto para idear una novela de misterio". Así de rotunda fue Zarauza, una ovetense con el corazón dividido entre la capital asturiana y el concejo oriental, que considera como su segunda casa. La directora de la Escuela de Hostelería localiza la acción en diferentes lugares de Poo, aunque dando especial relevancia a las casonas de indianos. A su juicio, "un tesoro de incalculable valor". La Javariega, una vivienda de 1910 levantada con una fortuna hecha en Cuba, es el escenario del crimen que abre el libro. A partir de ahí, los lectores deambularán por restaurantes, sidrerías, callejones y faros llaniscos que han convertido "Algo que ocultar" en una peculiar guía turística por capítulos.

"El verano pasado, Chelo Veiga, de la red de bibliotecas de Oviedo, organizó una ruta literaria por los escenarios de la obra. Fue una experiencia increíble", explica Zarauza, que está muy agradecida a quienes la han ayudado a difundir el libro. Entre ellos, a la editorial Septem. "Tardé cuatro años en escribirlo y al acabar, lo llevé en mano a la editorial. Al mes me llamaron para sacarlo a la venta".

Lejos de descuidar su trabajo diario, la directora de la Escuela de Hostelería de Asturias combina las dos facetas de su vida; la de experta en formación, consultoría y calidad, con el mundo literario. "Es más, creo que se complementan estupendamente porque desde hace trece años me especialicé en el sector turístico y lo hago notar en mis libros, desde los alojamientos en los que se quedan los protagonistas a los establecimientos que eligen para comer".

Zarauza dirige la Escuela de Hostelería desde hace año y medio. Antes ocupó el cargo de gerente de la delegación asturiana del Instituto para la Calidad Turística Española durante una década y también trabajó en una consultoría. "No puedo decir que siempre haya tenido el gusanillo de escribir, pero siempre he sido una lectora voraz", aclara la autora de "Algo que ocultar".

Libroviedo continúa hoy con cuatro actividades. A las 18 horas, Nacho Guirado presenta su libro "Ladrones de estiércol". Juan Isaac Sánchez toma el relevo a las 18.30 horas para hablar a los lectores sobre su obra "Entre la majada y el monte". La Asociación de Escritores "El tren" ofrece un recital a las 19 horas. E Ignacio del Valle cierra la jornada a las 20 horas con "Soles negros".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine