Oviedo tendrá que pagar 33 millones más por "Villa Magdalena" tras un fallo del Supremo

La factura final por el palacete situado en la avenida de Galicia superará los 60 millones de euros tras ser expropiado en 1998 por 3,11 millones - "Es un duro golpe a las arcas municipales", reconocen en el seno del tripartito, que complicará el presupuesto de las inversiones en la ciudad

12.05.2016 | 03:56
Oviedo tendrá que pagar 33 millones más por "Villa Magdalena" tras un fallo del Supremo

El Ayuntamiento de Oviedo tendrá que pagar entre 32 y 33 millones de euros más de los ya abonados por la expropiación de "Villa Magdalena". De esta forma, que el palacete -ahora centro social- pasara a manos públicas durante la etapa de Gabino de Lorenzo (PP) como alcalde le costará a la ciudad más de 60 millones de euros.

Este es el resultado de la decisión conocida ayer del Tribunal Supremo (Sala Tercera, sección sexta) de aceptar parte de los criterios de Comamsa -empresa que en su día fue propietaria del palacete expropiado por el municipio- en el recurso de casación que la compañía presentó a la sentencia emitida el 29 de julio de 2013 por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), que estableció un justiprecio de 21,3 millones -redujo el incial de 22,5 millones impueto por el Jurado de Expropiación del Principado.

La decisión del Supremo, que no puede ser recurrida, cierra un culebrón judicial que arrancó en 1998. Ya no hay más recursos posibles y al municipio solo le queda pagar. Comamsa no parece dispuesta a aceptar otra cosa que no sea dinero en metálico una vez que la operación para ceder a la mercantil el subsuelo de Uría para la construcción de un aparcamiento -diseñada en tiempos de Gabino de Lorenzo- fuese tumbada por los tribunales.

La sentencia del Supremo, a la que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA, acepta buena parte de las reclamaciones planteadas por Juan Ferreiro, abogado de Comamsa, que ayer rehusó realizar declaraciones. Esto supone, según cálculos realizados por fuentes jurídicas consultadas por este periódico, que el Ayuntamiento tendrá que pagar entre 32 y 33 millones, entre principal e intereses. Esta cantidad se suma a los cerca de 30 millones ya pagados a lo largo de estos años por el municipio. El pago de la factura que ahora deberá afrontar la ciudad va camino de condenar a Oviedo a varios años sin inversiones reales. En el presupuesto de este año recogía una partida de 15 millones de euros para obras.

El fallo del Supremo no concreta la cantidad a abonar por el municipio, pero sí que retrotrae el valor del suelo del palacete y la finca situado en la avenida Galicia a 2007, cuando el Ayuntamiento decidió no consignar el justiprecio que en su momento avaló el TSJA. De ahí que las valoraciones realizadas por fuentes jurídicas eleven la factura de "Villa Magdalena" a más de 30 millones de los ya abonados por la ciudad. La sentencia del Supremo hace suyas las valoraciones realizadas por el perito de Comamsa. Al mismo tiempo, el alto tribunal señala que los argumentos esgrimidos por el Ayuntamiento de Oviedo para rechazar las pretensiones de la empresa se apoyan en un informe pericial "incurso en la indefinición"

La noticia fue conocida ayer en la Alcaldía sobre las cinco y media de la tarde gracias a un correo electrónico de la Abogacía Consistorial. En el seno del tripartito (Somos, PSOE e IU) prefirieron guardar silencio, a la espera de una rueda de prensa prevista para hoy. Pero la inquietud por la factura que se avecina es grande. "Es un duro golpe a las arcas municipales", aseguraban ayer fuentes cercanas al alcalde, Wenceslao López (PSOE). Desde el Ayuntamiento se rechazó hacer una estimación de lo que tendrá que abonar el municipio ya que los técnicos consistoriales tendrán que hacer sus cálculos Pero se asume que el coste será "altísimo".

La decisión del Supremo prácticamente da la vuelta como a un calcetín a el fallo del TSJA. La decisión del tribunal asturiano era muchísimo más benevolente con los intereses de la ciudad. El TSJA redujo en 1,2 millones -de 22,5 a 21,3 millones- el justiprecio establecido por el Jurado de Expropiación. De esta forma, el Ayuntamiento, con lo ya pagado y consignado, sólo tendría que pagar una pequeña cantidad en concepto de intereses de demora. Pero el Supremo lo ha cambiado todo, y al final una expropiación que empezó en 3,11 millones en el año 1998 cuando el Ayuntamiento ocupó el palacete superará los 60 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine