Un pedazo de Uría en la Losa

Los comerciantes afectados por el incendio en la vía principal de Oviedo venden "a buen ritmo" sus productos en la Feria de Primavera y donan el 3% a los Bomberos

14.05.2016 | 11:42
Un pedazo de Uría en la Losa

"Estamos contentos porque las ventas van a buen ritmo y algunos comerciantes están ampliando su cartera de clientes". Para la presidenta de la Asociación de Autónomos y Comercio de Oviedo (Adaco), Marta Pérez, la inauguración de la Feria de Primavera en la Losa cumplió ayer las expectativas. Es decir, que está paliando las pérdidas económicas que algunos establecimientos sufrieron tras el incendio del número 58 de Uría y 25 del Melquíades Álvarez. No será hasta mañana cuando los 22 participantes hagan balance de una feria de tres días que les ha llevado a montar un tenderete con lo mejor de sus almacenes en una carpa que hasta el pasado domingo estaba repleta de queso, conservas, miel o embutidos de las fiestas de la Ascensión. Además, Adaco donará el 3 por ciento de la caja al parque de Bomberos de Oviedo, que perdió a uno de sus miembros -Eloy Palacio- durante la extinción de la fuego de Uría.

Sólo seis de los 22 pabellones agrupados en un toldo del paseo de los Ferroviarios pertenecen a los damnificados por el fuego. El resto son asociados a Adaco que tienen su sede en diferentes zonas de la ciudad. Desde General Elorza, a la Tenderina, pasando por Vallobín, e incluso La Corredoria. Así, dos zapaterías, una boutique, un almacén de fotografía, una empresa dedicada a la formación en náutica, y una tienda de productos típicos asturianos y de línea gourmet, que tienen su base en Uría o Melquíades Álvarez, están allí representados.

Verónica Robledo y Sheila Titos volvieron ayer a probar sandalias, zuecos o botas a un cliente por primera vez en 36 días. Ese es el tiempo que lleva cerrada su zapatería desde que las llamas acabasen con el edificio anexo al suyo, el número 56 de Uría. "Esta feria es una forma de intentar recuperar algo del dinero que hemos dejado de ingresar", explica Verónica, que pese a que el Ayuntamiento ha dado el visto bueno a que los locales comerciales de ese inmueble reabran hoy al público, no podrá hacerlo. "La tienda está algo inundada por las labores de extinción del fuego, el parqué está dañado, hay grietas y una parte de la mercancía se estropeó. Vamos, que el sitio no está para atender a nadie".

Alba García vende fotografías en un "stand" de la Losa. Esta joven de 21 años guarda su material (cámaras, papel, fotos o cuadros) en el sótano del nivel -2 del edificio 56 de Uría. Hace cinco años que se dedica profesionalmente a la fotografía -la mayor parte en blanco y negro- y recibe encargos de particulares. "Usaba el local como almacén fotográfico hasta el siniestro, cuando el agua de las mangueras lo inundó llegando hasta los tobillos". Ahora, una máquina de secado industrial acelera el acondicionamiento de los sótanos para que los usuarios regresen cuanto antes. Sin necesidad de recuperar pérdidas, Montse Suárez y Silvia García han montado un tenderete en la Losa. Sus tiendas de complementos están en La Tenderina, pero han querido participar en la feria para poner su granito de arena a ese 3 por ciento del total de las ventas que Adaco donará a los Bomberos. El Ayuntamiento aprobó aprovechar las carpas de la Ascensión instaladas en el paseo de los Ferroviarios para la Feria de Primavera adjudicando el contrato a Toldos Barry S. L. por un total de 7.933 euros IVA incluido, del 13 al 15 de mayo, a propuesta de la concejalía de Interior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine