Lángara, para siempre en Oviedo

El Ayuntamiento inaugura junto al Carlos Tartiere una calle dedicada al delantero azul, "uno de los mejores de la historia"

16.05.2016 | 04:55
Lángara, para siempre en Oviedo

Si Isidro Lángara hubiera escuchado ayer las palabras de su sobrina, Juncal Lángara, habría acabado emocionado como ella, que aguantó como pudo ante el micrófono para acabar tirando un beso al cielo.

Si Isidro Lángara hubiera estado ayer en Oviedo inaugurando su propia calle al lado del Carlos Tartiere, hubiera contado alguna de las "historias de película" que rememoró su sobrina, como cuando estaba fuera y preguntaba por el Oviedo, como cuando daba patadas a su primer balón "de buzo" mientras iba a trabajar a la algodonera, o como cuando fue pichichi de la Liga española tres veces consecutivas (1934, 1935 y 1936) en aquellos años de blanco y negro que para él fueron azules.

Si Isidro Lángara hubiera visto, en fin, cuánto le quiere el oviedismo y cuánto le quiere Oviedo, se habría puesto la camiseta que le entregó el club a la familia con el número 9 y habría saltado al césped a hacer lo que siempre supo hacer: marcar goles.

Lángara cumpliría ayer 104 años y, desde donde quiera que esté, seguro que vio que en Oviedo se inauguraba una calle en su nombre anexa al Carlos Tartiere, donde ya tiene una tribuna, y que allí estaban, además de representantes de los cinco grupos políticos del Consistorio y del Oviedo, 20 miembros de su familia. La idea parte de Miguel Sanz Ovies, responsable de la parte social del club, a quien la familia agradeció el esfuerzo para honrar al futbolista azul.

Allí se dijo que Lángara fue una "leyenda", un "mito", un "icono", una "estrella", un futbolista que, todavía hoy, conserva récords como el de 17 goles en 12 partidos con la selección española. "Como ovetense y oviedista es para mí un honor inaugurar esta calle para perpetuar la memoria de este icono del fútbol", señaló el Alcalde, Wenceslao López, que hizo un guiño al club y a la afición y habló de un posible "ascenso histórico" con el que "esta ciudad sueña". El impacto de Lángara en el Oviedo sigue siendo tan grande que hasta el presidente del club, Jorge Menéndez Vallina, admitió que le gustaría ser "más viejo" para poder haberle visto, al menos en vídeos. Vallina, no obstante, lo tuvo claro: "Es uno de los mejores jugadores de la historia. Es un símbolo y una leyenda que seguirá vivo siempre que el Oviedo siga vivo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine