Rivi no teme al Lobo

El edil de Cultura pone voz al cuento musical de Prokofiev con el que Oviedo Filarmonía debutó en el colegio La Corredoria I

20.05.2016 | 03:58
Rivi no teme al Lobo
Rivi no teme al Lobo

Elena FERNÁNDEZ-PELLO

La orquesta Oviedo Filarmonía, dirigida por su titular, Marzio Conti, tocó esta mañana por primera vez en un colegio, interpretando un cuento musical, Pedro y el Lobo, una obra compuesta por Sergei Prokofiev en 1936. Con ella debutó como actor el concejal de Cultura Roberto Sánchez Ramos, Rivi (IU), que, a pesar de sus tablas en la política, ayer no podía disimular sus nervios mientras apuraba el cigarro antes de afrontar la representación.

El concierto tuvo lugar en el colegio público La Corredoria I y en él Rivi, que hizo de narrador, estuvo acompañado por la actriz Ana Belén León, formada en la Escuela Superior de Arte Dramático y que, entre otros trabajos, ha interpretado a la sufrida Ana Ozores por las calles de Oviedo.

Ambos actores, la profesional y el debutante, eran conscientes de que se enfrentaban a "un público exigente". Leyeron sus textos con energía y expresividad y ya en su primera representación se ganaron al público, formado por alumnos de primero y segundo de Primaria -niños de entre seis y ocho años- que acabaron ovacionándoles, a ellos y a la orquesta, y pidiéndoles a gritos un bis. Al acabar repitieron función para los chavales de tercer y cuarto de Primaria.

La responsabilidad musical recayó en los músicos de Oviedo Filarmonía y en su titular Marzio Conti, definido por el edil de Cultura como "un provocador cultural". Conti saludó a los chiquillos con un "buongiorno" y les contó cómo se gestó este proyecto musical, que hoy continuará en el colegio público de Ventanielles. Reveló que Rivi le asaltó mientras jugaba al fútbol con unos amigos en el Campo San Francisco y que no se pudo negar porque echó mano de toda su autoridad como concejal de Cultura.

Los escolares de La Corredoria I siguieron el concierto en silencio, muy atentos. De vez en cuando se les iban los pies y el cuerpo tras la música. A la salida había unanimidad: "Pedro y el Lobo" había resultado de lo más divertido, les había gustado la música "más suave" y por supuesto todos odiaban al lobo.

Los niños de La Corredoria I seguirán ahondando ahora en la obra de la mano de su profesora de Música Paula Cañón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine