Rubinos: "La sociedad duerme dos horas menos al día que a principios del siglo XX"

La neumóloga alerta de que "el estrés y la prolongación de la jornada laboral" alteran el descanso y pueden causar "síndromes depresivos"

26.05.2016 | 10:09
Gema Rubinos y María José Vázquez, ayer, durante la charla sobre el sueño.

Es necesario dormir para recuperar el tono muscular, tener buena memoria, blindar el sistema inmunitario, hidratar la piel e incluso estar de buen humor. Pero ante todo, para mantenerse vivo. Y es que el sueño es una función biológica que de faltar ocasiona la muerte. Todos los seres vivos duermen, hasta los insectos. Así, "es posible pasar muchos más días sin comer o beber que sin dormir". La neumóloga Gema Rubinos dejó claro ayer al inicio de la conferencia que ofreció en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVAESPAÑA la importancia que tiene el descanso. Lo hizo junto a su colega María José Vázquez, que incidió más en las causas de la apnea, su diagnóstico y su tratamiento. Ambas trabajan en la Unidad del Sueño del Hospital Universitario de Asturias (HUCA) e inauguraron el ciclo de charlas de la salud que este periódico organizará a partir de ahora el último miércoles de cada mes con el objetivo de analizar en profundidad diversos temas sanitarios y resolver las dudas de sus lectores y ciudadanos.

Según Rubinos, la sociedad actual occidental "duerme una media de dos horas menos al día que a principios del siglo XX" y la explicación reside en la aparición y el uso progresivo de la luz eléctrica, que ha hecho que la población alargue su actividad hasta más allá de la puesta de sol. En especial las tareas relacionadas con el trabajo. "El horario regular es el comprendido entre las 8 y las 17 horas, el resto es un ritmo irregular o que forma parte de una turnicidad u horarios rotatorios que pueden repercutir en la salud", explicó la neumóloga.

Entre las consecuencias directas de esta "prolongación de la jornada laboral y del estrés" destaca la posibilidad de sufrir "síndromes ansiosos depresivos", rendir menos en el trabajo y hasta tener un accidente de tráfico. Según la experta, se estima que un 20 por ciento de los siniestros tiene su origen en la falta de un sueño reparador. Es decir, un descanso completo de cuatro fases cíclicas: Sueño 1, Sueño 2, Sueño 3 y REM (sigla en inglés de: "Rapid Eye Movement", "Movimiento Rápido de Ojos").

Las neumólogas nombraron los tres trastornos más frecuentes del sueño. La insuficiencia crónica del sueño (dormir poco), el insomnio (problemas para empezar a dormir) y las apneas e hipopneas (alteraciones y pausas en la respiración durante el sueño).

María José Vázquez comentó que aproximadamente un 50 por ciento de los hombres y un 25 por ciento de las mujeres roncan de manera habitual, o lo que es lo mismo, cinco días a la semana. "Roncar no es una enfermedad, pero hay que saber cuándo se ha convertido en un problema y debe corregirse", matizó la neumóloga, que animó a los afectados a someterse a un estudio clínico pese a que "la lista de espera en la Unidad del Sueño del HUCA es larga debido a la creciente demanda y la escasez de recursos técnicos y humanos".

Como soluciones a la apnea, la experta recomendó el cambio de hábitos diarios y sobre todo la pérdida de kilos en personas con sobrepeso. Además, explicó la correcta colocación de un dispositivo CPAP (que incluye máscara, tubos y un ventilador), y los tratamientos quirúrgicos para corregir el tabique nasal o el paladar. "Para nuestro trabajo en el HUCA es muy importante hablar con las parejas de los pacientes porque saben mejor que nadie lo que le pasa a su compañero".

Rubinos aconsejó como normas generales para todo el mundo establecer una hora fija para ir a la cama, limitar el consumo de alcohol y bebidas excitantes, comer antes de las 14 horas y cenar antes de las 20 horas, hacer ejercicio al menos tres horas antes de descansar, crear un ambiente propicio en la habitación sin luces fuertes o dispostivos electrónicos, apagar el móvil y no usar la cama como una oficina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine