04 de junio de 2016
04.06.2016

Fernández: "Murieron mil niños en el Mediterráneo en un año"

El coordinador de Amnistía Internacional en Oviedo critica la "ridícula" contribución de España a la acogida de refugiados

04.06.2016 | 06:04
De izquierda a derecha, Ignacio Bernardo, Beatriz Vázquez y Francisco Javier Fernández.

"Mil niños han muerto ahogados en el Mediterráneo en el último año", aseguró ayer Francisco Javier Fernández, coordinador del grupo de Oviedo de Amnistía Internacional en un acto en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA que sirvió de presentación del informa de esta asociación sobre el sistema de acogida de refugiados en España. Fernández citó datos de Unicef y añadió que otros "diez mil desaparecieron al llegar a Europa". En el acto también intervino Beatriz Vázquez, profesora de Derecho Internacional Público, para quien, la respuesta de Europa a la avalancha de refugiados está siendo "ridícula" y en muchos casos "inhumana". Durante la presentación del informe de Amnistía Internacional, que también contó con la participación de Ignacio Bernardo, presidente de Amnistía Internacional en Asturias, se valoró negativamente el tratado entre la Unión Europea y Turquía.

Francisco Javier Fernández indicó que en la actualidad hay sesenta millones de personas refugiadas en todo el mundo, según Acnur; de ellos, cuarenta millones son refugiados internos, en su propio país, y el resto demandantes de asilo en otros países. El 86 por ciento del total, continúo explicando, vive en países en vías de desarrollo.

La mitad de la población siria, once millones de personas, se ha tenido que desplazar por la guerra, y cuatro millones y medio han salido del país, refirió Fernández. La mayor parte de los refugiados llegados a Europa en el último año, 1,3 millones, son de procedencia siria. Y en medio de todo esta avalancha de cifras, el portavoz de Amnistía Internacional reseñó que España solo ha acogido ochenta refugiados.

Beatriz Vázquez Rodríguez, que es profesora de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de Oviedo, considera que el acuerdo de Turquía "es ilegal y no respeta los derechos internacionales", "penaliza a los refugiados" y el reasentamiento de 72.000 personas al que se comprometen los países europeos es, a su juicio, "ridícula".

"Turquía no es un país seguro", añadió, "vulnera los derechos humanos, ni siquiera respeta a su propia población. "Europa no ha hecho más que externalizado el problema", concluyó la jurista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine