11 de junio de 2016
11.06.2016
Trubia

La contaminación de Trubia se controlará en el centro urbano

Los vecinos pedían que, para obtener datos reales, la estación medidora se ubicase cerca de las fábricas y no en un alto

11.06.2016 | 06:10

Después de años de reivindicaciones, los vecinos de Trubia están a punto de ver como se hacen realidad sus exigencias. El Ayuntamiento de Oviedo -con el permiso del Principado- trasladará el lunes la estación de control ambiental situada junto al colegio público El Villar hasta el recinto de las piscinas de la localidad, una ubicación que, a juicio de los trubiecos, permitirá ofrecer datos mucho más fiables sobre los niveles de contaminación a los que están sometidos. La estación de control ambiental estará ahora en el núcleo urbano y mucho más cerca de las grandes industrias que trabajan en Trubia.

A pesar de que la estación se encontraba hasta ahora "escondida y colocada para no medir la realidad", según denunciaron los ecologistas en infinidad de ocasiones, en Trubia llegaron a registrarse niveles de contaminación muy preocupantes. Por poner un ejemplo, durante los primeros días del mes de enero la estación registró "picos" de contaminación que multiplican por cinco los límites medios establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para partículas del tipo PM10, que a grandes rasgos son aquellas derivadas de la actividad industrial, como el polvo, las cenizas, el hollín o el cemento. Para los ecologistas estos datos son "auténticamente demoledores".

El traslado de la estación de control ambiental hasta el recinto de las piscinas se llevará a cabo el lunes con un camión pluma. Al día siguiente, el martes, se colocará el cierre perimetral que rodeará a la cabina medidora de la contaminación. La intención es que los trabajos estén terminados antes de que de comienzo la temporada de baños. Según explicaron fuentes municipales, antes de que se produzca el traslado ya estará operativa la acometida eléctrica en las piscinas.

Las mismas fuentes aseguran que a la actual estación de control ambiental se le añadirá un medidor de benceno, otra de las reivindicaciones de los ecologistas y de los vecinos. Trubia exigía ese tipo de medidor "porque la industria carbónica que tiene la localidad" genera benceno en grandes cantidades".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine