12 de junio de 2016
12.06.2016

Emotivo adiós al traumatólogo Armando Paredes, "el hombre de la eterna y franca sonrisa"

El hijo mayor del fallecido le dedicó unas cariñosas palabras al término del funeral

12.06.2016 | 05:25
El funeral por Armando Paredes, ayer, en los Carmelitas.

El funeral del traumatólogo Armando Paredes Ojanguren fue en realidad un emotivo homenaje de su familia, amigos y compañeros de profesión que estuvo marcado por un amor incondicional y una enorme gratitud. "Papá, eres el hombre de la eterna y franca sonrisa y siempre estarás aquí con nosotros", afirmó el segundo de sus tres hijos, Francisco Paredes Martínez, para cerrar la ceremonia ante uno de los micrófonos de la iglesia ovetense de los Carmelitas.

Con su improvisado discurso describió a la perfección a su padre, del que destacó que "si algo quiso transmitir es que la muerte no es el final" y que "a las personas no las queremos por quiénes son, sino por cómo son".

La familia del fallecido, que deja viuda y tres hijos, estuvo arropada por numerosos asistentes que quisieron despedir al médico ovetense. Armando Paredes ejerció durante muchos años en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y falleció a los 66 años víctima de una grave enfermedad cardiaca.

Miguel Valenciano Santos, superior de la Comunidad de Padres Carmelitas Descalzos de Oviedo, ofició un funeral en el que el coro tuvo un papel destacado al interpretar temas como "El señor es mi pastor" o "Santo es el señor". El párroco reconfortó a los allegados, y, al igual que luego hizo el hijo del fallecido, señaló que los Carmelitas era la iglesia de Armando. Médicos y antiguos colegas de profesión del traumatólogo acudieron a la ceremonia y destacaron que su muerte supone una gran pérdida para la medicina y para la larga nómina de amistades que cultivó a lo largo de su vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine