Estilo libre al salir de clase

Setenta chavales participan en el VIII Trofeo Nadador Completo "El Cristo", que fomenta "la competición sana" entre los aficionados

19.06.2016 | 05:13
Juan Prieto, de 6 años, en la piscina del Cristo tras competir en su categoría nadando a crol y a espalda. miki lópez

Christian Pérez pidió a sus padres que le apuntaran a clase de natación hace tres años porque no sólo le gustaba bañarse, sino también ver cómo los demás hacían braza o mariposa en la piscina. Ahora tiene ocho años y acaba de quedar el primero de su categoría (los nacidos en 2008) en el VIII Trofeo Nadador Completo "El Cristo" al hacer 25 metros a estilo crol y 25 a espalda en el mejor tiempo posible, por debajo de los cuarenta segundos. "Entreno más o menos una hora todos los días, pero no para ganar, sino porque me gusta", explica. La filosofía de este crío del Club Natación Langreo es la que promueven los organizadores del certamen, Luis Manzano y Santos Moro, entrenadores de la Escuela de Natación de las Instalaciones Deportivas "El Cristo".

Setenta chavales participaron en el certamen, repartidos en once categorías en función de su edad: de 6 a 15 años, y mayores de 16. Así, los pertenecientes a la clase C1 (hasta los 10 años) tuvieron que completar 50 metros nadando la mitad a crol y la mitad a espalda. Y el resto (a partir de los 11 años) hicieron 100 metros con el requisito de cambiar de estilo cada tramo de 25, es decir, crol, espalda, braza y mariposa.

"Es un ambiente mucho más relajado que en citas profesionales porque aquí no hay presión, la competición es sana y fomenta el deporte base". A juicio de Manzano, ésta es la mejor característica de un certamen que, además, se ha convertido desde su creación en 2009 en el único que se organiza para nadadores no federados y en edad escolar que pertenecen a diferentes formaciones.

Los participantes de ayer venían de la propia Escuela de Natación "El Cristo", el Club "La Frontera" de Antromero, el Club de Langreo, el Club "Ciudad de Oviedo", la Escuela Municipal de Natación de Grado, el Centro Asturiano de Oviedo, "Les Comadres" de Siero, Club Deportivo "Manuel Llaneza" de Mieres, Multideportes Oviedo, Club Natación Luarca, y el Club Natación "Asturovi".

Por cada chaval que ayer se lanzó al agua había una media de cuatro familiares en las gradas. Eso le pasó al pequeño Juan Rodríguez, de seis años, que allí tenía a sus abuelos, su madre y su hermano gemelo, recién llegados de Mieres. "Es un gran acontecimiento y le animamos todo lo que podemos desde aquí para que se sienta acompañado. Al hermanín no le gusta tanto nadar como a él, pero le presta verlo igual", afirmó la madre, Ana Rodríguez, sin quitar la vista de la piscina.

También hay padres que prefieren pasar a la acción y colaboran con la organización. Víctor Gangoso acudió al Cristo para animar a su hija Alicia, de 14 años, y coger el micro. De hecho, se convirtió en el "speaker" oficial de la jornada al anunciar los nombres de los participantes, dar la orden de salida y, finalmente, nombrar a los ganadores. "Así me implico en las actividades de mis hijas, porque la mayor también hace natación, y paso más tiempo con ellas del que me permite mi vida diaria". Alicia Gangoso logró el primer puesto de su categoría. El año que viene volverá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine