Otero

Los mayores aprenden a defenderse

Decenas de vecinos mayores de 65 años de Otero y San Lázaro asisten a una charla policial "para dejar de ser la víctima perfecta"

23.06.2016 | 04:09
Victoria Fernández y Román Alonso ofrecen una charla sobre seguridad ciudadana para mayores de 65 años en el centro social de Otero.

Estrella Díaz vive con el susto en el cuerpo desde hace unos meses, cuando un hombre le intentó robar en su domicilio de Muñoz Degraín haciéndole creer que la vecina de arriba había tenido una fuga. Por eso, cuando su grupo de amigas le comentó que la Policía Nacional y la Local iban a dar una charla para personas mayores en el centro social de Otero, no dudó en asistir "para dejar de ser la víctima perfecta".

Estrella, de 87 años, tomó ayer buena nota de los consejos que dieron Victoria Fernández, subinspectora de la Policía Nacional, y Román Alonso, inspector de la Policía Local. Ambos agentes le recomendaron, ante todo, "ser desconfiada", tomar precauciones dentro y fuera de casa, y tener conocimientos básicos de internet. De hecho, su caso es uno de los más habituales en Oviedo. "Un hombre que no conocía de nada me abordó en el portal, me preguntó en qué piso vivía y me comentó que iba a mirar si la fuga de agua de una vecina había afectado a más pisos. Le dejé entrar en casa y me pidió varias cosas, desde un trapo a una escoba. Yo sospeché que quería robar porque además me preguntó si vivía sola y luego le pillé mirando en el tocador de mi habitación. Le dije que acababa de oír llegar a mi hermano y se fue pitando". Lo que Estrella no pensó entonces es que no tenía que haber dejado pasar a un desconocido por muy buena pinta que tuviese o por amable que fuera.

"Esa es la seña de identidad de estos ladrones. El aspecto impoluto y la palabrería". La subinspectora les mostró un vídeo en el que una mujer se enfrenta a un falso cobrador de la luz. El ladrón le asegura que ha habido un error en los recibos y que debe dinero a la compañía. Ella le cierra la puerta y llama de inmediato a la empresa eléctrica para comprobar la veracidad de la historia.

"¡Muy bien!", "¡Así se hace!", "Yo no me sé el número de la compañía, así que hubiera llamado al 091!". El público congregado en la pequeña sala de conferencias del centro social de Otero jaleó a la actriz como si estuvieran viendo una escena real. El inspector de la Policía Local les recomendó tener a mano una lista de los teléfonos de interés y, a ser posible, poner una cadena de seguridad en la puerta "porque nunca debemos abrir de par en par ante un extraño". Es más, les habló de una novedosa mirilla electrónica de bajo coste y que se instala fácilmente, con la que "podemos tener una vista panorámica del vestíbulo y sacar una foto del que llama a la puerta".

La Policía Nacional, la Local y la Guardia Civil ofrecerán charlas en los centros sociales del municipio hasta la semana que viene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine