Lne.es »

El Gran Dragón Mutante tomó la ciudad

El espectáculo "Recyklantex" fascinó a la multitud que abarrotó la plaza de la Catedral en torno a la hoguera de San Juan

24.06.2016 | 12:00
El Gran Dragón Mutante tomó la ciudad
El Gran Dragón Mutante tomó la ciudad

La lluvia no cumplió su amenaza y la algarabía de una plaza de la Catedral abarrotada asumió el monopolio de la noche mágica. Por segundo año consecutivo, las llamas de la hoguera de San Juan iluminaron el emblemático espacio dedicado a Alfonso II el Casto y con su fuego purificador dieron la bienvenida al verano, evocaron leyendas muy antiguas y trasladaron a 2016 tradiciones precristianas.

Pasaban dos minutos de la medianoche cuando se prendieron las primeras llamas. Instantes después, en torno a la hoguera comenzaron a bailar la danza prima los grupos "Trasgu", "Fitoria" e "Inmaculada". Poco a poco fueron sumándose muchos de los asistentes al espectáculo. Los mismos que media hora antes contemplaban la "Nueche cervantina". A los 400 años de la muerte de Cervantes, el autor del Quijote revisitó Oviedo acompañado de algunos de sus personajes, entre los que no faltó el caballero andante, su fiel escudero, Sancho Panza, así como una revoltosa y díscola campesina. Todos ellos se vieron sorprendidos por la aparición de trasgos y una xana. Un derroche de imaginación del grupo de teatro Margen, que los asistentes agradecieron con aplausos. Divertido y atento, el público no parpadeó durante esta actuación, en la que realidad y ficción se mezclaron en un cóctel explosivo e imaginativo.

Con anterioridad, el público pudo disfrutar del impactante espectáculo "Recyklantex", que no dejó indiferentes a los cientos de personas que se reunieron durante todo el recorrido para ver al Gran Dragón Mutante, 16 metros de largo. Las cámaras de los teléfonos móviles echaban humo. Estalló el sonido ensordecedor de los fuegos. Los personajes, sobre patines zancos, en particular los Zanquistas de Bote, echando fuegos pirotécnicos por las manos y la cabeza, integraban la singular comitiva con la música electrónica y de percusión de fondo.

El desfile había salido de la plaza de la Escandalera, y después de circular por las calles Fruela, Jesús, plaza del Ayuntamiento, Cimadevilla y Rúa, desembocó en la plaza de la Catedral.

Pero no todo fueron alegrías, ya que por la tarde la lluvia obligó a suspender las actividades infantiles previstas para el Campillín, incluido el espectáculo "Mitoloxía de San Xuan".

En definitiva, una noche en la que las principales fuentes de la ciudad fueron enramadas: la de la Catedral, la Escandalera, Foncalada, Pedro Miñor y las de las dos entradas más significativas de la ciudad: la de la Cruz Roja y la de la plaza de Castilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine