03 de julio de 2016
03.07.2016
Lne.es »

La Audiencia rechaza la nulidad de la declaración del padrastro del pequeño Imran

La defensa del presunto asesino del niño recurrirá ante el Tribunal Superior

03.07.2016 | 05:38

La Audiencia Provincial ha desestimado que la declaración policial y judicial que hizo el padrastro de Imran, el niño muerto en Vallobín y arrojado a las vía del tren en una maleta, fuese declarada nula tal y como había solicitado su abogado al entender que se habían vulnerado los derechos fundamentales de su representado, David F. V. Pese al fallo, Fernando de Barutell, el letrado del presunto asesino del pequeño, ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

Durante el proceso para dirimir si la declaración de David F. V. no tenía validez, la Policía Nacional argumentó que el acusado no estaba en condiciones de prestar declaración la noche de su detención debido "a su agotamiento físico y psicológico", así que fue mejor tomársela "a primera hora de la mañana, una vez que hubiese recuperado la serenidad del juicio".

La Jefatura Superior de Policía de Asturias elaboró un escrito de dos folios después de que el primer abogado de oficio de David F. V. remitiese un informe al Juzgado de instrucción 3 de Oviedo en el que aseguraba que los agentes le impidieron asistir al detenido esa noche.

Los presuntos asesinos del niño de 21 meses arrojado en el interior de una maleta a las vías del tren junto al apeadero de La Argañosa en octubre de 2014 se enfrentan a penas de 33 años y cinco meses cada uno y permanecen en prisión provisional desde entonces. El padrastro, David F. V. (coruñés de 33 años), en calidad de autor material y la madre, Fadila C. S. (marroquí de 21), como coautora, al no hacer nada para impedir el maltrato y la muerte de su único hijo.

Así lo solicitó el fiscal del caso, Tomás Álvarez-Buylla en el escrito de calificación provisional de los hechos. El Ministerio Fiscal considera a los dos acusados del "crimen de la maleta" responsables de cuatro delitos: maltrato habitual (3 años), lesiones (5 años), asesinato (25 años) y profanación de cadáveres (5 meses). Y también reclama una indemnización conjunta de 100.000 euros para los abuelos maternos del niño, que residen en Málaga. El fiscal sitúa la muerte del niño durante la última semana de octubre de 2014 en el piso que compartían Fadila, David e Imran en la calle Vázquez de Mella, en Vallobín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine