08 de julio de 2016
08.07.2016

Adiós a Ubaldo el de La Paloma, un tipo "que no dejaba nada en la trastienda"

La hostelería de Oviedo despide a un profesional de "referencia, irrepetible", que creó un estilo con el vermú como punto de partida

08.07.2016 | 03:43
La familia de Ubaldo García, ayer en el tanatorio, recibiendo muestras de cariño de sus amigos, como su hija Carmen, en el centro de la imagen.

Ubaldo el de La Paloma, a secas, sin el García, como se le conocía en Oviedo, se fue como vivió: con discreción, y se fue a donde seguro que quería irse, a su pueblo natal, Mallecina (Salas), que era también el de sus ancestros.

Durante todo el día de ayer, en el tanatorio San Salvador de Oviedo, su mujer, Orfelina Menéndez, y sus hijos (María Amparo, María Isabel, María del Carmen y Oswaldo) estuvieron arropados por familiares y amigos que los ayudaron a pasar el trago tan amargo. Para resumir y definir, aunque sea brevemente, lo que fue Ubaldo para la hostelería de Oviedo, donde dejó su irrepetible impronta, nada mejor que la opinión de los que mejor lo conocieron y trabajaron codo con codo con él. Así fue Ubaldo, una referencia irrepetible para la hostelería de Oviedo, que creó un estilo con el vermú como punto de partida.

José Suárez, conocido como "Pepe el del Tizón", recreó con nostalgia el día que lo conoció en el bar de la Casa Sindical y lo definió como "trabajador infatigable, que con su buen hacer se convirtió en una persona emblemática dentro de la hostelería ovetense, donde fue un referente para todos nosotros por sus muchas cualidades humanas y profesionales". José Suárez lamentó también que "ya no queden en Oviedo ni en Asturias muchas personas con la categoría humana y profesional de Ubaldo".

Federico Álvarez "el de La Mallorquina", como se conoce en Oviedo a este clásico de la hostelería de la ciudad, destacó que Ubaldo, igual que su mujer, Orfelina, dejaron lo mejor de sus vidas en la hostelería. "Esto lo dice todo y por lo tanto sobran muchas palabras, menos que era un hombre frontal que no guardaba nada en la trastienda. Era buena gente de verdad", aseveró con rotundidad Federico Álvarez.

Otro de los amigos y compañero de fatigas de Ubaldo fue Ernesto Cantón, de La Gruta, que recordó el día que lo había conocido siendo un chaval. "Me dijo que iba a tomar el mejor vermú de mi vida. Y Así fue como nació una sincera amistad que nos llevó a trabajar muchas horas juntos. Ubaldo fue un trabajador infatigable que tuvo la suerte de tener en su hija Carmen una digna sucesora".

Miguel Ángel Rodríguez, fundador del Pub Miguel y amigo de Ubaldo, resumió su pérdida de esta manera: "Se nos fue el valor más importante de la vieja guardia de la hostelería local. Ubaldo, era mucho Ubaldo; un personaje que desgraciadamente será difícil que se repita. Su trato era tan cercano que los clientes terminaban siendo sus amigos".

Otro de sus viejos amigos, José Ramón Sánchez, de la ya desaparecida cafetería Impala, que después fue sidrería, lamentó "el gran vacío que nos deja y que no se podrá llenar".

Paco Colunga, entusiasta impulsor del Bulevar de la Sidra: Ubaldo fue "un referente de la gastronomía para todos nosotros". Recuerda que lo trató cuando acudía con su padre al bar de la Casa Sindical, "y puedo afirmar que fue un hostelero de raza, y una gran persona que siempre estuvo dispuesto a ayudar a todo el mundo".

La cronista oficial de Oviedo, Carmen Ruiz-Tilve, señaló que aunque Ubaldo no era ovetense de nacimiento, "sí lo era de corazón y por eso siempre estuvo muy ligado a la ciudad". Tras advertir que "todos sentiremos mucho su ausencia" afirmó que ya no quedan muchos hosteleros como él en Oviedo".

El expresidente de Hostelería de Asturias Alfredo García Quintana destacó el afecto personal y el respeto que siempre tuvo por Ubaldo, "por ser un ejemplo de una generación que trabajó mucho en momentos muy difíciles y que logró destacar. Además, siempre estuvo comprometido con el sector, lo que demuestra el talante del gran personaje que era".

Hoy, a las cinco de la tarde, en la iglesia de Santa Eulalia de Mallecina (Salas), se celebrará el funeral de cuerpo presente, y, a continuación, Ubaldo García recibirá cristiana sepultura en el cementero parroquial de esta localidad. El próximo lunes al mediodía, se celebrará una misa funeral en la iglesia parroquial del Sagrado Corazón de María, en Oviedo.

Así fue y así se recordará siempre al inolvidable Ubaldo el de La Paloma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine