12 de julio de 2016
12.07.2016

Oviedo despide a Ubaldo García, hostelero "clásico e irrepetible"

"Sabemos que murió feliz", decía Pepe el del Tizón, amigo del propietario de La Paloma, durante el funeral

12.07.2016 | 03:51
Oviedo despide a Ubaldo García, hostelero "clásico e irrepetible"

La familia y los amigos de Ubaldo García, alma mater de La Paloma y responsable del auje del vermú en Oviedo, abarrotaron ayer a mediodía la Iglesia del Sagrado Corazón de Maríapara escuchar la misa funeral que en su honor ofició Eloy Valbuena, amigo de la familia, y que contó con la presencia de numerosos compañeros de la hostelería y ovetenses que lo trataron, entre los que estuvo el alcalde de la ciudad, Wenceslao López.

"Era un referente de la hostelería de Oviedo desde hacía medio siglo", señaló el primer edil, que destacó "el gran valor humano que Ubaldo, como demuestra el hecho de que muchos trabajadores hayan estado a su lado durante todos estos años".

El fallecimiento de Ubaldo García deja la ciudad sin uno de sus máximos referentes de su hostelería más clásica. "Vamos quedando cada vez menos de la generación de hosteleros de los años sesenta. Él era uno de los más emblemáticos, dejó su nombre en la ciudad", comentó José Manuel Gómez, conocido como Pepe el del Tizón, a quien le reconfortaba saber que "murió feliz".

Uno de sus más viejos amigos y compañeros en el sector hostelero, Enrique Cantón, cofundador de La Gruta, tampoco quiso faltar al último adiós. "Nos conocimos muy jóvenes cuando yo le llevaba la mercancía a La Paloma. Era un gran trabajador y deja un buen legado", señaló.

Ubaldo García se hizo un nombre en el sector hostelero durante sus años al frente de La Paloma, en la Calle Independencia. Su forma de ser y de trabajar le hicieron ganarse el respeto de sus compañeros de profesión. "Sentía un gran afecto personal y mucho respeto profesional hacia Ubaldo. Marcó una época en la hostelería ovetense e hizo de La Paloma un referente ", afirmó Alfredo García Quintana, expresidente de la Asociación de Hostelería de Asturias.

Una de sus hijas, María del Carmen García, que continúa el legado de su padre al frente de La Paloma, quiso agradecer desde el púlpito las muestras de cariño y las condolencias recibidas por la familia a lo largo de estos días: "Como decía mi padre, ahora es tiempo de disfrutar de otra nueva etapa de la vida".

Ubaldo García estaba casado con Orfelina Menéndez, a quien conoció cuando ambos trabajaban en La Paloma, antes de hacerse Ubaldo con las riendas del negocio; con ella tuvo cuatro hijos: Amparo, Isabel, Carmen y Oswaldo. El funeral de ayer fue el último adiós, después de que se celebró el viernes pasado en Mallecina (Salas), donde había nacido. Fue allí donde le sobrevino la muerte el pasado miércoles, a los 84 años de edad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine