13 de julio de 2016
13.07.2016

El Alcalde negocia con los hosteleros la vuelta de Gastromateo en las próximas fiestas

López afirma tener la voluntad de que "todo el mundo participe en San Mateo" y espera la propuesta de Otea

13.07.2016 | 01:57

El alcalde de Oviedo, el socialista Wenceslao López, tiene "la voluntad de que todo el mundo participe en las fiestas de San Mateo" y con esa disposición negocia con los hosteleros el regreso de Gastromateo, las barras de bar y restaurantes que los empresarios del sector instalaron durante un par de años durante los festejos de septiembre. Las negociaciones están abiertas, como ayer adelantaba Otea, la Asociación de Hostelería y Turismo de Asturias en LA NUEVA ESPAÑA.

Queda descartada la vuelta al paseo de los Álamos, donde se levantaron las casetas de los hosteleros durante un par de años, pero Wenceslao López no encuentra objeciones a que se ubique en el paseo del Bombé, dentro del parque San Francisco. Considera que ese es un buen emplazamiento, conviviendo con las verbenas populares que se celebran allí.

El Alcalde y la SOF (Sociedad Ovetense de Festejos) están a la espera de que los hosteleros ovetenses presenten su proyecto para el nuevo Gastromateo, que esperan con la confianza de que salga adelante. El modelo será, en líneas generales y según comentó ayer el Alcalde, el mismo que el de ediciones anteriores: casetas de madera con una oferta variada de restauración.

El grupo municipal del PP salió el pasado fin de semana anunciando que promoverá un cambio en el sistema de adjudicación de los chiringuitos, de modo que el procedimiento sea más abierto y favorezca a "asociaciones de interés social, y también a la hostelería ovetense", retirándoselos a grupos afines con formaciones políticas de izquierdas como el PSOE, el PCE, la Liga Comunista o el Movimiento Comunista que los gestionan desde hace treinta años. El PP, que estuvo en al frente del gobierno municipal desde junio de 1991 hasta el año pasado, argumenta que mantuvo el mismo sistema para preservar "la paz festiva" y tilda los chiringuitos de "caducos".

Los hosteleros salieron el lunes al paso. Otea, Hostelería y Turismo en Asturias, que es la organización que representa a la patronal del sector, reclamó una participación "más efectiva" en las fiestas de San Mateo, dejando constancia de que habían intentado cambiar el modelo festivo de los chiringuitos de San Mateo y de que habían avanzado en las negociaciones con el tripartito local -el Alcalde, el presidente de la SOF, Roberto Sánchez Ramos (IU) y el concejal de Turismo Rubén Rosón (Somos)- para recuperar Gastromateo.

También el PP exige la vuelta de Gastromateo, al considerar que se trata de "una de las propuestas más innovadoras de los últimos años".

El verano pasado el presidente de la SOF cerró la puerta a la celebración de Gastromateo en el Campo San Francisco: en el paseo de los Álamos, para evitar daños al mosaico de Antonio Suárez, y en el paseo del Bombé, por que ya estaba ocupado por actividades infantiles, orquestas y bailes.

Entre los hoteleros ovetenses, Gastromateo fue fuente de controversia, ya que un sector acusaba a la asociación Hostelería de Asturias de haberlo "monopolizado", dando cabida en él únicamente a los empresarios que estaban integrados en ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine