14 de julio de 2016
14.07.2016
Lne.es »

Carmen Bascarán, 20 años para los demás

Un documental recoge las dos décadas del Centro Açailandia, en Brasil, fundado "para devolver a los jóvenes el poder robado"

14.07.2016 | 13:17
Carmen Bascarán, ayer, en el Campo San Francisco.

Un documental recoge los veinte años de historia del Centro de Derechos Humanos de Açailandia (Brasil), que fue fundado por la ovetense Carmen Bascarán en el año 1996, cuando era misionera comboniana laica.

Realizado por Patricia Simón y Carlos Bauluz, fue financiado por la asociación Derechos, Paz y Libertad, y muestra cómo un grupo de jóvenes vinculados con movimientos sociales y Carmen Bascarán decidieron fundar hace veinte años este espacio ante la crisis social que vivía la ciudad de Açailandia, en el Estado de Maranhão, el más pobre de Brasil.

Muchos de aquellos niños, hoy adultos, siguen vinculados profesionalmente al centro. Muchos otros se han convertido en líderes sociales de diferentes causas a lo largo del país. Más de 15.000 consiguieron, gracias al apoyo del centro, una profesión de la que vivir para no acabar siendo esclavizados, prostituidos o explotados.

Éstos son sólo algunos de los logros que el centro consiguió en estos años, y para cuyos inicios fue fundamental el apoyo económico de Manos Unidas y la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo. En su última etapa lograron que más de la mitad de su financiación provenga del Gobierno brasileño.

"Planteamos hacer este documental para mostrar, sobre todo a los asturianos, que fueron los que apoyaron el centro, una idea diferente de la cooperación. No haciendo hospitales o escuelas sino intentando a través de los chavales y de las necesidades que nos plateaban hacer un trabajo que intenta cambiar la mentalidad e incluso las leyes, e inculcarles que ellos eran los que lo tenían que hacer, una vez que les dimos las herramientas. Nosotros estamos como apoyo, no como salvadores", subrayó ayer a este periódico Carmen Bascarán.

"Les dimos el poder que antes alguien les había robado, y lo asumieron para hacer su propia vida y luchar por el derecho a la dignidad, a la cultura y a un trabajo digno. Ahora ya tienen sus armas para hacerlo y poder tener una forma distinta de vivir", añadió satisfecha.

Y dio resultado. De hecho, Carmen Bascarán lleva en Oviedo cinco años y el centro sigue funcionando, a pesar de toda la dificultad que hay ahora en Brasil, aunque, eso sí, regresa periódicamente a un país en el que asegura que "aún hay esclavitud". Carmen Bascarán fue Premio Nacional de Derechos Humanos de Brasil. El documental se estrena mañana en la carpa de Encuentros de la "Semana negra", en Gijón, a las 22.30 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine