16 de julio de 2016
16.07.2016
Lne.es »

"Es una persecución", afirma el exjefe de la Policía ante su inminente entrada en prisión

"Hay gente que tiene mucha prisa para meterme en la cárcel", asegura Agustín de Luis después de que la Audiencia haya ordenado su ingreso

16.07.2016 | 11:44
El exjefe de la Policía Local, Agustín de Luis Criado, entrando en los Juzgados de Oviedo.

Agustín de Luis Criado, exjefe de la Policía Local de Oviedo con cuatro alcaldes diferentes, está a punto de entrar en la cárcel. La Audiencia Provincial ha dictado una orden de ingreso en prisión inmediata para De Luis, sobre el que pesa una condena de dos años y siete meses por los delitos de infidelidad en la custodia de documentos, encubrimiento y omisión del deber de perseguir delitos, una retahíla de cargos derivados de la ocultación de un atestado para favorecer a un conductor ebrio que atropelló a un peatón en el Cristo, una maniobra para beneficiar a un conocido empresario del sector hostelero ovetense, que además se negó a someterse a las pruebas de alcoholemia tras el accidente. "Se trata de una persecución contra mí. Parece ser que hay mucha gente que tiene mucha prisa para meterme en la cárcel", asegura De Luis desde que conoce la noticia, según explica su abogado, Fernando Barutell. Al cierre de esta edición, lejos de dormir entre barrotes, el exjefe de la Policía Local de Oviedo se encontraba en su vivienda de Salinas.

¿Y cómo podía estar ayer en Salinas si un juez ha ordenado su entrada inmediata en prisión? Fuentes consultadas por este diario aseguran que la orden contra De Luis ya podría haberse ejecutado el jueves, pero apuntan a que, "casi con toda seguridad", el ingreso de Agustín de Luis en Villabona va a producirse el próximo lunes y de manera voluntaria. Las mismas fuentes explican que en los casos en los que no hay peligro de fuga y la condena es pequeña suele ser habitual un poco de manga ancha a la hora de ejecutar este tipo de órdenes, pero la realidad es que el condenado podría ser identificado por la Policía Judicial y enviado a Villabona "en cualquier momento". También cabe la posibilidad de que sea el propio De Luis el que busque el momento que considere más apropiado para presentarse por su propio pie a lo largo del fin de semana, por ejemplo una hora del día en la que las cámaras de los periodistas estén despistadas. Una cosa está clara, "no se encuentra en busca y captura", dice su letrado, ya que "no existe una requisitoria que así lo diga"

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial dictó un auto el pasado 30 de junio en el que se le comunicaba al condenado la firmeza de la sentencia, un papel que le llegó a De Luis después de que el Supremo hubiese ratificado la decisión tomada por la propia Audiencia en el mes de noviembre del año pasado. El abogado del exjefe de Policía intentó ganar tiempo y el pasado miércoles presentó un recurso de súplica basándose en un "incidente de nulidad por vulneración del principio acusatorio" -Barutell trata de agarrarse a que en la interpretación de la sentencia del Supremo se habla de dos delitos de encubrimiento cuando la Audiencia Provincial sólo se refiere a uno- , pero va a servirle de poco. La Audiencia recibió el recurso y ayer anunció que va a dar traslado a las partes, pero no anuló en ningún momento la orden de ingreso en prisión para el exjefe de la Policía. Además, todavía ayer, la Defensa del condenado presentó dos escritos solicitando la suspensión condicional de la condena y la suspensión por previsible solicitud de indulto, pero la respuesta fue la misma: se analizarán, pero por el momento De Luis irá a la cárcel. "Cuando no los estiman en el momento es que después tampoco tienen intenciones de hacerlo. No van a meterlo en prisión para que salga a los pocos días", señalan fuentes conocedoras del caso.

Por si fuera poco, Fernando Barutell ha tratado de posponer el ingreso de De Luis en Villabona pidiendo su ingreso voluntario en el centro penitenciario de Alcalá Meco (Madrid) en un plazo de 15 días. La Audiencia emitió ayer una providencia denegando esa posibilidad y en la que insiste en la vigencia de la orden de entrada en la cárcel "ya sea de forma voluntaria o mediante detención de la Policía Judicial, que ya tiene dicho mandato".

Además de entrar en Villabona, el exjefe de la Policía Local deberá abonar una multa de 4.320 euros y ve confirmada la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de cinco años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine