25 de julio de 2016
25.07.2016
Lne.es »

El PP acusa al tripartito de "reabrir heridas" e "imponer un nuevo relato de la ciudad"

El gobierno defiende que las medidas acordadas se limitan a cumplir la ley

25.07.2016 | 01:33

Los cinco partidos políticos que integran la Corporación municipal coincidieron ayer en una cuestión: hay que cumplir la ley de Memoria Histórica, que para eso está. Todos abrazaron la teoría, pero disintieron en la práctica. La oposición municipal (PP y Ciudadanos) denunció que las medidas acordadas entre el tripartito local (Somos, PSOE e IU) con las asociaciones, adelantadas ayer por este diario, son "poco neutrales" y sirven para "reabrir heridas" y "dividir a la ciudadanía". Los socios de gobierno, sin embargo, coincidieron en que la propuesta se limita a cumplir una ley cuya aplicación, señalan, "va con retraso en Oviedo".

Agustín Iglesias Caunedo, líder del PP, acusó al tripartito de impulsar unas medidas que suponen una "maniobra" para "dividir a los ovetenses" y "regodearse en el revisionismo del pasado" en lugar, dijo, de "plantear proyectos de futuro" para las necesidades de Oviedo. Caunedo señaló que el plan del gobierno sólo sirve para "reabrir heridas" e "imponer un nuevo relato de la ciudad. "Una cosa es cumplir la ley y otra es agitar el pasado con poco rigor para cambiar la realidad de Oviedo", señaló el exalcalde, que criticó que el objetivo de la ley era reconocer y ampliar derechos "a todas las víctimas" que sufrieron persecución. "¿Es una gran medida retirar una medalla a alguien que ya falleció? ¿Cambiar el nombre a un colegio porque se refiere a una batalla? ¿Retirar la calle a Calvo Sotelo, diputado asesinado antes de la Guerra Civil? Estos nombres están asociados a nuestra ciudad, no al franquismo", reflexionó Caunedo, que rechazó la retirada de los títulos de "heroica" e "invicta" del escudo de Oviedo porque "los ovetenses estamos orgullosos de nuestro escudo".

Luis Pacho, líder de Ciudadanos, se mostró a favor de cumplir la ley de Memoria Histórica, pero acusó al tripartito de hacerlo de forma "poco neutral". "Son memoriados para unas cosas y desmemoriados para otras. La propuesta no es neutral. No olvidemos que se está homenajeando a Indalecio Prieto, un tipo que iba armado al Parlamento y que se opuso al voto femenino", dijo. Pacho calificó de "ridículo" quitar los títulos del escudo y señaló que "si se hicieran bien las cosas" se consultarían las medidas.

Desde el tripartito, la vicealcaldesa Ana Taboada (Somos) defendió la propuesta asegurando que "recuperar nuestra memoria democrática es algo que nos debemos como pueblo y como país". "En Oviedo, con bastante retraso, se va a cumplir la ley prestando mucha atención a informes de expertos y técnicos", añadió, y dijo que la semana que viene se cerraría la propuesta.

En IU, la portavoz Cristina Pontón señaló que se trata de un asunto que "trasciende la política para situarse en el campo de la decencia y la moral". "En Italia y Alemania no sería objeto de debate la degeneración del fascismo o el nazismo. Aquí hay que actuar igual con respecto al franquismo", dijo la edil, que añadió que "cambiar los nombres de la ciudad es un ejercicio de pedagogía democrática para las nuevas generaciones". Ricardo Fernández, edil del PSOE, se limitó a decir que la propuesta "son las conclusiones" de un grupo de trabajo y que "debemos actuar con cautela porque es un asunto en el que quedan bastantes cosas por hacer".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine