27 de julio de 2016
27.07.2016
Lne.es »
La aplicación de la ley de Memoria Histórica

"Ya se ha dado tiempo de sobra a los golpistas para que ocupen las calles", clama el Alcalde

Wenceslao López critica al PP por no haber cumplido la ley y dejar en Oviedo símbolos que honran a "personas antidemocráticas"

27.07.2016 | 04:59
El monolito de la gesta que sigue ocho años después. Los monolitos de la plaza de la Gesta fueron uno de los monumentos que la comisión creada por Gabino de Lorenzo (PP) en 2007 acordó retirar de la ciudad. Más de ocho años después, siguen en la plaza, como se ve en la foto. El tripartito prevé su retirada en los próximos meses.

El alcalde de Oviedo, Wenceslao López (PSOE), defendió ayer la propuesta que maneja el tripartito local (Somos, PSOE e IU) para aplicar la Ley de Memoria Histórica en la ciudad, un plan en el que se incluye el cambio de nombre a veinte calles franquistas, dos plazas, dos centros educativos y la retirada de distintos títulos honoríficos a varias personalidades, entre ellos a Franco. López fue rotundo y directo: "Estamos cumpliendo una ley. Ya se ha dado tiempo de propina de sobra a los golpistas y a los franquistas y a los antidemocráticos para que estén ocupando el espacio público" de la ciudad, señaló ayer el Alcalde durante una visita a los nuevos depósitos de agua del Cristo.

Allí, entre enormes moles de hormigón, el regidor socialista acusó al PP de no haber cumplido la ley durante sus últimos mandatos y de dejar en la ciudad un callejero que honra a "personalidades antidemocráticas". "Llevamos mucho tiempo rindiendo honores a personalidades antidemocráticas que defendieron y apoyaron un golpe de estado y ya está bien. Ya está bien de ese reconocimiento", dijo, y añadió que, por ello, "procede retirar esos honores a esas personas que de forma totalmente ilegal han ocupado espacio público importante en la ciudad". El Alcalde no citó ninguna calle concreta ni ninguna decisión. De hecho, aseguró que el gobierno todavía no tiene tomada una, a pesar de que los tres socios de gobierno participaron y consensuaron el plan que salió de la comisión y que fue desvelado el domingo por este periódico. López rechazó las acusaciones populares de que con estas medidas se "reabren heridas" y echó la culpa a los conservadores de mantener esta sin cerrar esta cuestión: "La oposición puede decir lo que quiera. La oposición tenía que haber aplicado la ley y no lo ha hecho. Es una ley que llega con mucho retraso porque, lamentablemente, algunos no la han cumplido", dijo.

El regidor socialista indicó que todavía no hay nombres alternativos para las calles que se retiren, a pesar de que varios de los miembros de la comisión pedirán que se honren a mujeres (como la historiadora Amparo Pedregal), exmilitares republicanos (como José Franco Mussió) o nombres tradicionales como "La Rosaleda" o "Los Oficios". "Cuando decidamos qué calles y qué honores se retiran, será el momento de decidir qué nombres se les ponen a esas calles", dijo López.

La aplicación de la Memoria Histórica es una competencia que depende de Alcaldía. López formó en diciembre una comisión con distintos expertos, la mayoría vinculados a la izquierda, y nombró al edil Ricardo Fernández como portavoz. Esta comisión maneja una propuesta desde hace unos días que ahora el gobierno, que ha participado en su elaboración y ha estado en todas las deliberaciones, tendrá que refrendar. Los tres llevaban el asunto en sus programas. El cambio de calles, que se iniciará en otoño, se podrá decidir en Junta de Gobierno, pero la retirada de títulos tendrá que aprobarlo el pleno municipal.

Por otra parte, López se refirió a la propuesta de la Fiscalía de archivar definitivamente las diligencias penales de la "operación de los Palacios" tras los recursos de PSOE, Somos e IU: "Es una propuesta. Cuando se decida, actuaremos. En Oviedo ya estamos acostumbrados a las corruptelas de decenas de millones", aseguró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine