04 de agosto de 2016
04.08.2016
Lne.es »
La Cadellada

Adoquines con trampa en el HUCA

El deteriorado estado de la acera que comunica el edificio de consultas externas con el de oncología indigna a los usuarios

04.08.2016 | 03:52
un recorrido con obstáculos. Las baldosas más deterioradas en el entorno del HUCA son las situadas en el recorrido hacia las instalaciones de oncología, cercanas a la parada de autobús.

Acudir a una cita en oncología puede acabar en una visita a traumatología. El estado de las baldosas de la acera del Hospital Central Universitario de Asturias (HUCA) que une el edificio de consultas externas con el de oncología preocupa a los pacientes que cada día realizan este itinerario.

"Es vergonzoso, esto no puede estar así", subraya Ana María García, usuaria habitual del Hospital. Muchos de los adoquines del paseo, que une ambos edificios por el exterior, se encuentran levantados y basta con pisar en algunas zonas para comprobar su inestabilidad. "Tengo miedo a pisar en mal sitio, caerme y hacerme daño, hay que ir con cuidado", comenta Julio Rascón, otro paciente molesto por el estado de este camino. Esta vía se halla muy cerca de las paradas de los autobuses que llegan al complejo hospitalario de La Cadellada, por lo que se trata de un tramo de mucho tránsito, sobre todo a las horas punta de la mañana. "Yo no necesito ningún apoyo para caminar, pero no me quiero imaginar lo que puede ser para alguien que tenga que pasar por aquí con muletas o en silla de ruedas", señala García.

Los tramos más defectuosos del trayecto pueden convertirse en una trampa para aquellas personas que tengan problemas de movilidad. "Hasta que no se caiga alguien no van a hacer nada para arreglarlo", señala Santana dos Anjos, una paciente que realiza este recorrido de forma habitual.

No es la primera vez que las aceras del Hospital generan descontento. Desde el inicio de su actividad, en el año 2014, los adoquines sueltos son un problema recurrente, fruto del intenso tráfico tanto de vehículos como de personas por los aledaños del edificio de consultas externas. Los pacientes no sólo se quejan por esto. Las instalaciones del HUCA han suscitado más de una polémica, desde unas fugas de agua que inundaron parte del interior del complejo sanitario, hasta la construcción de las marquesinas de los autobuses, que se retrasó durante meses ante la indignación de los usuarios del centro sanitario. Esto último provocó un desencuentro entre el Ayuntamiento y el Gobierno autonómico, que se saldó finalmente con el reconocimiento por parte del Principado de que la competencia de acometer esa obra era suya.

En este caso, desde el Consistorio argumentan que el mantenimiento de las aceras ubicadas en el entorno del HUCA está fuera de su ámbito de actuación al ser terrenos de propiedad regional. Por tanto, la reparación del deteriorado estado de este paso corresponde a la Consejería de Sanidad del Principado. "Por el bien de todos espero que se arregle pronto", sentencia Santana dos Anjos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine