05 de agosto de 2016
05.08.2016
Lne.es »

El bizcocho que Oviedo llevará a Gijón es un homenaje al Naranco

Un pastel de manzana y nuez llamado como el monte que preside la capital endulzará la Feria de Muestras

05.08.2016 | 03:54
"Naranco", el pastel con el que Oviedo endulzará Gijón.

El pastel con el que Oviedo endulzará Gijón durante esta edición de la Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA), que mañana abre sus puertas, se llamará "Naranco" y será un homenaje a uno de los principales pulmones verdes de la ciudad. Más aún, el monte Naranco es "un emblema de la ciudad, a cuya importancia podremos dar visibilidad a través de este pastel", argumentó ayer el alcalde, Wenceslao López, durante el acto de presentación oficial del postre.

"Naranco", el "plato estrella" con el que Oviedo ofrecerá su cara más dulce durante los próximos quince días en el recinto de la Feria en Gijón es "un bizcocho de manzana y nuez, compacto y muy húmedo, que no tiene necesidad de emborracharse para que esté jugoso", según explicó el presidente del Gremio de Artesanos Confiteros de Asturias, Alberto Díaz. Diez pastelerías ovetenses afiliadas a la asociación gremial han sido las artífices de este dulce, elaborado únicamente a partir de productos asturianos y de manera exclusiva para esta edición de la FIDMA, a la que la capital asturiana regresa después de diez años de ausencia.

Y el punto de partida no es otro que el de rememorar lo que hace un siglo sucedió con el "Carbayón", que surgió expresamente con la motivación de ser presentado en la Feria. Hoy en día, se ha convertido en un clásico de la repostería asturiana, algo que los artífices del "Naranco" anhelan para su nueva creación. "Lo más complicado fue diseñar un pastel común para la venta en muchas pastelerías, ya no solo de Oviedo, sino de toda Asturias. No sé si pedir que tenga el mismo éxito que el 'Carbayón' sería demasiado, pero ojalá, ya que la idea es que continúe vendiéndose al acabar la Feria", comentó Díaz.

Por ahora, los pasteles podrán adquirirse a un precio aproximado de dos euros en el pabellón que Oviedo tendrá en la FIDMA, que ocupará la mayor parte del Salón de Asturias, junto al Palacio de Congresos, a la entrada del recinto ferial. Cada uno de los diez puestos de las pastelerías que han contribuido a su preparación ofrecerá junto a sus versiones del "Naranco", carbayones y otros dos dulces emblemáticos de su elección. Asimismo, con el fin de hacer un postre apto para todos los públicos, el "Naranco" contará también con una versión sin gluten, apta para personas celíacas y sensibles a esta proteína, de modo que no se queden con las ganas de probarlo. De esta manera, la llegada del "Naranco" sirve como "contrapunto de estos tiempos agrios y ácidos por los que estamos pasando en todos los sentidos", reflexionó Wenceslao López, quien añadió que "el 'Naranco' vendrá muy bien para endulzar no solamente a Gijón, sino a todos los que vayan a la Feria".

Para ello, además de las capas alternas entre bizcocho relleno de nueces, por un lado, y "ganage" (una especie de trufa) de manzana, por el otro, el toque final a este pastel lo pondrá el merengue, realizado a partir de manzana de sidra, que aportará el tono más fresco al producto. "No es un pastel excesivamente pesado y ayudará a refrescar los días de calor que seguramente acompañarán a la Feria", sentenció Díaz. Además, durante los días que la Feria permanezca abierta, se ofrecerán de manera gratuita nubes de azúcar de color azul.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine