17 de agosto de 2016
17.08.2016
Lne.es »

Decenas de peticiones para adoptar al perro rescatado del asentamiento

El albergue de La Bolgachina podrá dar al animal a partir del lunes, cuando pasen los ocho días hábiles desde su captura

17.08.2016 | 08:52
La perrita en adopción.

A la perrita de aguas encontrada entre los restos del poblado chabolista de La Malata le sobran familias adoptivas. El albergue municipal de animales, en La Bolgachina, ha recibido multitud de solicitudes para sacarla de allí. Sin embargo, tal y como establece la normativa, el animal no podrá ser entregado hasta que pasen ocho días hábiles (que no incluyen los fines de semana ni los festivos) desde su recogida en el albergue. El plazo se abrirá a partir del lunes. Lo mismo ocurre con el gallo que los empleados de la perrera recogieron aquel día en el asentamiento y que ahora permanece a buen recaudo y con pienso en La Bolgachina.

La perrita es un cachorro que llegó al albergue muy sucia pero en buen estado y que, según, los cuidadores, se muestra dócil y cariñosa. El gallo, el único que hay por el momento en la instalación municipal para animales, también es tranquilo.

La demolición de las casetas del último poblado chabolista de Oviedo contó con la colaboración de la Policía Local, el servicio de Parques y Jardines, Servicios Sociales (que dieron la vuelta al no quedar pobladores), la veterinaria municipal, Conservación, el albergue municipal de animales y representantes del servicio de Gestión de Patrimonio, entre otros. La ayuda de la Policía Nacional finalmente no fue necesaria debido a que no hubo que desalojar a nadie. Alfombras, sillas, electrodomésticos oxidados, sofás de cuero de imitación, cristales, bolsos falsificados de Louis Vuitton, colchones o neumáticos estaban regados por el suelo, dentro y fuera de las chabolas de La Malata, un terreno que forma parte del proyecto de compensación del ámbito urbanizable La Malata Sur, cerca de la antigua carretera a Lugones, en el límite con Siero y bajo las vías del tren.

De la docena de personas que había allí últimamente, un matrimonio con un hijo y una mujer mayor se han ido a viviendas de protección social. El resto se marchó en busca de fincas para estacionar sus caravanas fuera de Oviedo o, tal como explicaron a este periódico, en busca de "pisos patada" (okupas).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine