18 de agosto de 2016
18.08.2016
Lne.es »

Comida para ganarse a los cerdos

La ONG Mundo Vivo tramita los permisos con la Dirección General de Ganadería para recoger los puercos vietnamitas del poblado - Voluntarios recolectan pienso, pan, fruta, verdura y hasta sobras para alimentar a los animales abandonados de La Malata

18.08.2016 | 08:13
A la izquierda, cerdos vietnamitas y un gallo, en La Malata.

"Agradecemos ayuda para los gochos con pienso, pan, fruta, verdura y hasta sobras de comida". La ONG Mundo Vivo está recolectando alimentos para los cerdos vietnamitas que campan a sus anchas por La Malata en un doble intento de velar por su salud e intentar atraparlos. Esta organización llanisca ha sido la elegida para hacerse cargo de los animales, tanto de su captura como de su posterior traslado y distribución a particulares, o, como a ellos les gusta llamarles, familias de acogida. Para hacerlo deben obtener el permiso de la Dirección General de Ganadería, algo que ya está tramitando.

Técnicos adscritos a la Dirección de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado visitaron ayer el terreno -en el límite de La Corredoria con Lugones- para evaluar la situación y el estado de los puercos vietnamitas, una especie que puede constituir un riesgo sanitario para el ganado porcino y vacuno y la fauna silvestre, y que es capaz de hibridarse con los jabalíes dando lugar a los "jabamitas" o "cerdolís".

La inspección ocular no bastó para conocer el número exacto de ejemplares, que según los primeros cálculos, ronda la docena, pero sirvió para comprobar que, en caso de tener que tomar la decisión de abatirlos, la operación sería complicada. La cercanía de las vías del tren, la carretera, las aceras y las viviendas de La Corredoria y Lugones harían necesario establecer un enorme perímetro de seguridad. Sin embargo, la drástica medida está descartada por el momento a favor del trabajo de captura y posterior adopción de la ONG de Llanes.

"Esperamos finalizar los trámites con la Dirección General de Ganadería estos días para poder capturar los cerdos, llevárnoslos y distribuirlos", explica el presidente de Mundo Vivo, Luis Bernardo, quien asegura que la ONG ha recibido multitud de peticiones para adoptar un cerdo.

Pese a la intervención de esta ONG, el Principado y la Policía Local continuarán colaborando en la vigilancia del antiguo poblado chabolista para evitar la expansión de estos animales, que también comparten espacio con una veintena de gallinas. De hecho, la Policía vigiló La Malata a lo largo del fin de semana. La ONG acude a La Malata desde hace unos días por la noche para tratar de atrapar y levantar un corral de malla para agruparlas. A su juicio, allí hay entre 24 y 30 gallinas y algún que otro gallo de corral. De paso, los voluntarios ya han echado pienso y sobras en el suelo para los cerdos vietnamitas, que acuden en grupo para comer "y es más fácil capturarlos sin necesidad de correr detrás de ellos entre la maleza".

A la perrita de aguas encontrada entre los restos del poblado chabolista hace nueve días le sobran familias adoptivas. El albergue municipal de animales, en La Bolgachina, ya ha recibido peticiones para sacarla de allí. Sin embargo, tal y como establece la normativa, el animal no podrá ser entregado hasta que pasen ocho días hábiles (que no incluyen los fines de semana ni los festivos) desde su recogida en el albergue. El plazo se abrirá a partir del lunes. Lo mismo ocurre con el gallo que los empleados de la perrera recogieron aquel día en el asentamiento y que ahora permanece a buen recaudo y con pienso en La Bolgachina. La perrita es un cachorro que llegó al albergue muy sucia pero en buen estado y que, según, los cuidadores, se muestra dócil y cariñosa. El gallo, el único que hay por el momento en la instalación municipal para animales, también es tranquilo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine