19 de agosto de 2016
19.08.2016

Seis empresas optan a restaurar los 210 metros de verja de la Junta General

La intervención atajará las roturas, grietas, repintados y suciedad del cierre histórico del solar sobre el que se asienta la sede del Parlamento regional

19.08.2016 | 05:14
El palacio de la Junta General del Principado, en la calle Fruela.

Seis empresas han presentado sus ofertas para restaurar la verja que delimita el solar en el que se levanta la sede de la Junta General del Principado, un palacio construido a principios del siglo pasado y cuyo autor es el arquitecto Nicolás García Rivero. La obra, que salió a licitación el pasado mes de julio, tiene un presupuesto máximo de ejecución de 117.865 euros y debe llevarse a cabo en un plazo no superior a los cinco meses.

El proyecto básico y de ejecución de esta intervención está firmado por el arquitecto Javier Arbesú y cuenta con el asesoramiento técnico del restaurador Jesús Puras. En él dan cuenta de las "deficiencias de conservación evidentes" que presenta la verja de la sede del Parlamento asturiano. Además de grietas y fisuras hay repintados y los revestimientos originales han quedado ocultos; la humedad y la oxidación también le ha afectado y hay hollín, musgo, costras y en general suciedad de diversa procedencia. El deterioro también ha afectado a algunas piezas ornamentales que serán restituidas durante la restauración.

La obra afecta a 210 metros lineales de cierre, 430 metros cuadrados de verjas y 193 metros cuadrados de muretes pétreos, incluidos ocho pilares y seis pilastras.

El autor del proyecto de restauración se refiere a las "delicadas obras de restauración" que requiere "este importante y valioso cierre", que forma parte del palacio de la Junta General del Principado, un edificio que, por su interés arquitectónico, está incluido en el Catálogo de Edificios y Elementos de Interés del concejo de Oviedo con un grado de protección integral singular.

La propuesta de Arbesú pasa por "la mínima intervención posible" y la realización del "tratamiento necesario solo y cuando éste sea imprescindible para la conservación" del cierre.

Antes de acometer la obra se llevarán a cabo estudios y análisis previos, se clasificarán y se hará un listado de las piezas sobre las que se actuará, tanto de los elementos férreos como del murete de piedra.

La limpieza se llevará a cabo recurriendo al aire a presión y a métodos mecánicos, adecuados en cada caso a los materiales a eliminar. Se revisarán los anclajes a los pilares y el muro, se tratará el metal y la pintura y se repondrán las piezas de piedra.

Está previsto retirar el entubado del cableado y de los focos, que luego serán repuesto con una nueva tubería de acero inoxidable mate y patinado.

La restauración del cierre de la Junta General del Principado está prevista desde años atrás y dado el grado de protección del edificio al que afecta ha debido pasar el visto bueno de la Consejería de Cultura.

El Catálogo de Edificios y Elementos de Interés del concejo de Oviedo recoge explícitamente entre las condiciones estéticas y compositivas de cualquier intervención en el palacio y el recinto que lo incluye la obligación de "conservar la verja exterior, con su rejería, que delimita la parcela", además de "respetar la configuración actual del jardín".

El palacio de la calle Fruela ha sido objeto en los últimos años de reformas como la que permitió habilitar un nuevo hemiciclo en la planta baja, de la que son autores los arquitectos Fernando Nanclares y Nieves Ruiz, y de restauraciones en sus pinturas, esculturas, dependencias y recientemente de la balaustrada de su escalera principal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine