24 de agosto de 2016
24.08.2016
Lne.es »

Los "rompellaves" accedían a los edificios con la excusa de alquilar un piso

El Juzgado deniega a los investigadores una autorización para registrar en busca de material robado la vivienda de los tres rumanos detenidos

24.08.2016 | 03:47
Edificios de la calle de Rodríguez Cabezas, en el barrio de Pumarín, donde actuó la banda de los "rompellaves" este verano.

La banda de los "rompellaves" lograba acceder a los edificios en los que después asaltaba viviendas con la excusa de alquilar un piso. Este fue el procedimiento que siguieron para entrar a robar en la vivienda del entorno de la avenida de las Segadas que ha costado la detención y el ingreso en prisión a tres ciudadanos rumanos, que los investigadores de la Policía Nacional consideran miembros activos de este grupo organizado de delincuentes.

Según ha podido confirmar LA NUEVA ESPAÑA por fuentes próximas al caso, los ladrones se citaron con la trabajadora de una agencia inmobiliaria para visitar un piso en alquiler. Al parecer, se produjo un malentendido porque la vivienda ya había sido alquilada por los propietarios, sin que en la agencia tuvieran conocimiento de ello. Así que en el piso estaban las pertenencias del nuevo inquilino. En el momento de la visita no se produjo el robo, sino a posteriori, por el método del "bumping", que consiste en forzar cerraduras en cuestión de segundos sin dejar huellas.

La detención tuvo lugar en torno a las siete de la tarde del pasado viernes en la calle Víctor Sáenz, donde los detenidos fueron interceptados por agentes del Grupo de Delincuencia Especialidad y Violenta de la Jefatura Superior de Policía, alertados por el residente de la misma vivienda, que aseguró que momentos antes había sido víctima de un robo con fuerza en su domicilio.

Durante el cacheo les fueron intervenidos diversos efectos que habían sido sustraídos en este piso, entre ellos una tableta electrónica de alta gama. También les fueron intervenidos otros objetos que están siendo investigados para determinar si son de origen ilícito.

Así, el grupo de investigación continúa las pesquisas para tratar de demostrar la implicación de estos detenidos en otros robos similares denunciados en Oviedo este verano, alrededor de una treintena según los últimos datos recabados. Sin embargo, no está resultando sencillo. Fuentes próximas al caso explicaron a este diario que los investigadores no han podido registrar la vivienda en la que residen los tres detenidos, que desde el pasado lunes se encuentran en la cárcel de Asturias, en prisión provisional comunicada y sin fianza.

Al parecer, con el registro pretendían determinar si en el domicilio acumulaban objetos procedentes de otros robos, con el fin de relacionar los hechos. Las mismas fuentes consultadas explicaron que el Juzgado denegó la autorización para efectuar el registro.

Desde finales del pasado mes de julio se han ido sucediendo denuncias de ovetenses quienes, al regresar a casa de sus vacaciones, se encontraron con sus hogares desvalijados. Las últimas denuncias formalizadas corresponden a la calle Rodríguez Cabezas, en la zona de Pumarín, y a la calle Menéndez Pelayo, en Ciudad Naranco, después de que el hijo de un ovetense de vacaciones revisase la vivienda comprobando que, tal y como temía su padre, también les hubieran robado.

La Jefatura Superior de Policía en Asturias llegó a realizar un llamamiento a la colaboración ciudadana para esclarecer el caso y detener a los ladrones. Pidió a los ciudadanos que ante cualquier hecho sospechoso se pusiesen en contacto "de forma inmediata" con la centralita del 091.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine