09 de septiembre de 2016
09.09.2016
Lne.es »

Los fisioterapeutas asturianos tramitaron doce denuncias por intrusismo este año

"No somos masajistas ni osteópatas ni quiromasajistas", proclama el colegio profesional con ocasión del Día Mundial de la Fisioterapia

09.09.2016 | 03:43
Un fisioterapeuta realiza un tratamiento a una paciente.

El Colegio de Fisioterapeutas de Asturias ha presentado en lo que va de año, ante la Consejería de Sanidad del Principado, doce denuncias por intrusismo en el ejercicio de la profesión. Los denunciados son, principalmente, centros que practican masajes deportivos y otro tipo de técnicas sin personal titulado. "Nuestra misión como Colegio consiste en proteger la salud de los asturianos, que se exponen a graves peligros sin saber que quien les atiende carece de la titulación adecuada", subrayó ayer Pedro López Díaz, presidente de la corporación de la que forman parte más de un millar de profesionales.

Ayer se celebró el Día Mundial de la Fisioterapia. Las autoridades colegiales quisieron aprovechar la ocasión para reivindicar la profesionalidad del colectivo. Un lema puede servir de resumen de su mensaje: "No somos masajistas ni osteópatas ni quiromasajistas. Somos fisioterapeutas".

El Colegio de Fisioterapeutas incidió en la lacra del intrusismo, un fenómeno difícil de combatir. La institución colegial viene tramitando, como media, un par de denuncias al mes. Pedro López reclamó "dureza en las sanciones, ya que las multas que pueden llegar a pagarse no acaban con el intrusismo de la profesión y, por lo tanto, con el riesgo de salud para los pacientes".

El colectivo ha querido aprovechar la jornada para "concienciar acerca del peligro que supone no acudir a un profesional titulado". Sostiene el presidente colegial que "son muchos los casos de pacientes que acuden a las consultas de los fisioterapeutas después de haber recibido tratamientos practicados por otros profesionales que nada tienen que ver con el mundo de la fisioterapia". "Sólo el fisioterapeuta está formado y capacitado para tratar lesiones y enfermedades que requieren de técnicas y conocimientos específicos", enfatizó Pedro López.

En esta misma línea, el Colegio de Fisioterapeutas de Asturias se ha propuesto llevar a cabo "una labor pedagógica" sobre su actividad, que se centra en "informar a la población del riesgo que supone ponerse en manos de un profesional no cualificado". "Cualquier centro que haga fisioterapia tiene que disponer de un registro sanitario, y así debe exigirlo el cliente, un profesional titulado y colegiado, además de otros requisitos para garantizar la seguridad y la protección del paciente, como la ley de protección de datos o el consentimiento informado", indicó el presidente colegial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine