20 de septiembre de 2016
20.09.2016
Lne.es »

El gobierno quiere una carroza del Real Oviedo en el Día de América del próximo año

20.09.2016 | 11:18

El desfile por dentro también tiene sus historias. Una es la de Eduardo Linares. Por fuera, para la gente, es el peregrino barbudo que se sujeta al palo y saluda desde la carroza del Camino de Santiago. Por dentro es un tipo de 63 años que trabaja en el faro de Estaca de Bares (La Coruña), allá donde se acaba España. Eduardo es de Oviedo y siempre tuvo la ilusión de figurar en el desfile. Ayer lo cumplió. "Siempre quise estar aquí. Soy de Oviedo y trabajo en Galicia. Y estoy en la del Camino de Santiago", presumía.

La carroza la arrastra un tractor. Se mueve lento, pero se mueve lo suficiente para tener cuidado. Un movimiento brusco, que alguno hay, y todo se va al suelo. Desde aquí arriba se ve casi todo. Es la altura de una primera planta cualquiera, por ejemplo la de la de la residencia de mayores que hace esquina en Santa Susana. Todos saludan con una sonrisa. También sus cuidadores.

El desfile en las alturas te da una falsa sensación de poder: te miran, te apuntan con el móvil, te aplauden, te guiñan el ojo. Y encima los que mandan están más abajo: el Alcalde, los concejales, banqueros, abogados, hasta políticos de otros municipios. Sentados y en primera fila, pero ninguno con la cara de alegría y asombro de los niños.

Hay multitud de niños. Muchos con confeti. Otros sencillamente paralizados. "Los guajes están poseídos", suelta José. Poseídos de emoción. Con la gran carroza del dragón. Con la de los Minions. José es técnico de sonido y va en la carroza azul, la del Camino de Santiago, pero oculta su camiseta bajo una túnica negra para no dar el cante.

Desde allí arriba no sólo se ven riadas de gente. Un poco más adelante va Mateín con paraguas en un descapotable clásico rojo. Están las tres recreaciones del Camino de Santiago. Está la estructura de Valdesoto que reivindica el turismo rural. De Cuba hay un coche clásico de los que merodean por La Habana, suenan las cumbias de Colombia, asoman los sombreros de México, los ritmos de Ecuador o Brasil o la "Tuntunada", baile típico de Perú. Los grupos folclóricos este año no son de Oviedo sino de Llanes o Gijón y Asturias presume también de carrozas de Tineo, pasos de Parres o Cabranes.

Hay 14 carrozas, 11 pasos a pie y 2.500 figurantes en un desfile que ya piensa en el siguiente. El gobierno ya apunta ideas: incorporar a la cabalgata una carroza del Real Oviedo. La idea, "que va en serio", ya fue comentada ayer. Habrá que ver.

<< Viene de la página anterior

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine