Noche de peregrinación por el cielo de Oviedo

El público abarrota el Parque de Invierno para seguir los fuegos artificiales, un homenaje este año a la ruta jacobea

21.09.2016 | 14:19
Noche de peregrinación por el cielo de Oviedo

Contar la historia del Camino de Santiago a través de un espectáculo de luz y color. Esa era la arriesgada propuesta de la pirotecnia canguesa Pablo para los fuegos artificiales de este año en San Mateo. No defraudaron, el cielo estaba despejado y aunque se temía que la ausencia de viento pudiese concentrar demasiado humo y restar visibilidad, al final todo salió según el guión previsto durante la media hora de espectáculo que iluminó la noche ovetense. El escenario, el habitual, el Parque de Invierno, donde fueron miles los ciudadanos que se acercaron a seguir una de las noches de los fuegos más concurridas que se recuerdan en los últimos años.

Debajo del hórreo, en las escaleras que descienden hacia el parque, en una manta sobre el césped o de pie en la acera; incluso desde el perfil de LA NUEVA ESPAÑA en la red social Facebook (con miles de visualizaciones) cualquier lugar parecía perfecto para seguir la fiesta. Al final, tras cinco minutos de avisos, a medianoche los de Cangas del Narcea comenzaron a lanzar las 33.560 unidades de artificios pirotécnicos que tenían preparados. Al principio, durante unos dos minutos, el cielo se llenó de las conchas que son el símbolo de la Ruta Jacobea y que guían a los peregrinos hasta Santiago. Arropadas por los colores de la bandera de Galicia, el azul y el blanco, que también son colores de Oviedo.

Otro de los momentos cruciales para seguir el hilo de la historia fue el disparo de varios crosetes, que dibujaron el cruce de los distintos caminos que se dirigen hacia Santiago. Durante un minuto el Camino Primitivo, que parte de la capital asturiana, el Francés o el Inglés se entrelazaron en Oviedo. La narración prosiguió con una lucha entre el bien y el mal, representado con el lanzamiento de palmeras lloronas y otros fuegos de artificio similares en colores rojo (el mal) y blanco (el bien). Así durante otro minuto más. El remate final, la llegada a Santiago de Compostela, se entendió en la noche mateína de los fuegos artificiales como una gran explosión de ruido, color y más color, sobre todo azul Oviedo, que es también azul Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Oviedo

El gobierno local aplaza la solución para el mercado de La Corredoria

El gobierno local aplaza la solución para el mercado de La Corredoria

El tripartito estudia si hacer nuevos pliegos con alquileres más baratos o plantear un convenio...

Una casa hinchable en el Campo para simulacros de incendio

Una casa hinchable en el Campo para simulacros de incendio

El regidor socialista señala que no se cambiará el nombre al colegio de la Gesta por falta de...

´Tino Casal fue un artista de altura y en vanguardia´, proclaman en Tudela Veguín

´Tino Casal fue un artista de altura y en vanguardia´, proclaman en Tudela Veguín

Fans, familiares y vecinos piden en su homenaje que se le haga una estatua y que se ponga en...

Tres meses de puro teatro

Tres meses de puro teatro

Nuria Espert, las compañías asturianas y los espectáculos infantiles, estrellas de la nueva...

´Para proteger la iglesia de Santullano la cubriría con una cúpula de cristal´

´Para proteger la iglesia de Santullano la cubriría con una cúpula de cristal´

"En los terrenos de la Vega se pueden poner desde jardines y huertos hasta una fábrica de...

Enlaces recomendados: Premios Cine