01 de octubre de 2016
01.10.2016
Lne.es »
Análisis de la cantera azul

Las perlas del Real Oviedo

Radiografía de los futbolistas más destacados a nivel deportivo y humano de un club que educa en valores l "La cantera es pieza clave del proyecto", subraya el presidente carbayón

01.10.2016 | 04:59
Las perlas del Real Oviedo

"La cantera es y será una de las piezas claves del proyecto del Real Oviedo". Así se expresó el presidente del club azul, Jorge Menéndez Vallina, durante la novena edición de la gala Memoria Azul, celebrada en el teatro Filarmónica el pasado martes. En dicho evento, el conjunto carbayón quiso reconocer a los jugadores más destacados de la temporada en el primer equipo, pero también premiar a sus canteranos a la hora de difundir dos valores fundamentales en el terreno de juego: la deportividad y el compañerismo. Los técnicos y responsables de las categorías inferiores quisieron distinguir a dos jugadores de cada equipo por la labor desempeñada la pasada temporada.

Futbolistas desde el equipo filial hasta el alevín B pasaron por el escenario del Filarmónica para recoger unos trofeos entregados, entre otros, por Fernando Hierro o Michu, figuras de referencia para unos chavales que comienzan a despuntar o que se consolidan dentro de los conjuntos de formación de la entidad.

En el filial oviedista, fueron reconocidos Héctor Fernández y Edu Cortina. El primero de ellos fue capitán del equipo la pasada temporada y ha militado toda su vida en las categorías inferiores del Real Oviedo, donde vivió los momentos más críticos del club, cuando el conjunto azul rozó la desaparición. Pieza clave en el retorno del juvenil a División de Honor, dio el salto al filial azul. Es un jugador de calidad y tiene etiqueta de gran compañero. Actualmente cuenta con ficha del primer equipo y es el espejo en el que deben mirarse los jugadores de la cantera. Por su parte, Edu Cortina es un mediocentro que la pasada temporada compartió demarcación con Héctor en el Vetusta. Es un jugador que recorre muchos metros en el campo y un futbolista con llegada a portería desde segunda línea. Su mayor cualidad es el sacrificio en el campo. También destaca por la disciplina en los entrenamientos.

Steven Prieto fue reconocido dentro del juvenil A. Ocupa la posición de delantero y esta campaña debuta como jugador de categoría senior en el filial oviedista. Se incorporó al conjunto azul en edad juvenil y fue una de las grandes sensaciones de División de Honor en la pasada temporada. Prieto ha pasado por centros de formación de primer nivel, como las canteras del Barcelona y del Espanyol. Sus mayores virtudes son la capacidad para fabricarse el gol y el poder sacar provecho de las acciones que él mismo genera. El ejemplo más reciente es uno de los tantos del Vetusta ante el Mosconia, donde inicia la jugada y otorga la asistencia a Edu Cortina. Es uno de los jugadores con más proyección de la cantera oviedista. Otro de los galardonados fue Viti Álvarez, extremo del Vetusta, uno de los hombres más destacados en el División de Honor juvenil del Oviedo en la última temporada, hasta el punto de llegar a debutar con el primer equipo en el tramo final de la temporada. Apodado "la bala de Laviana", es un futbolista de banda derecha que se caracteriza por su rapidez, su regate y su eficacia en el uno contra uno. Desde el club azul se intenta potenciar la participación del lavianés por las dos bandas para que esta circunstancia le abra definitivamente las puertas del primer equipo. Viti es un jugador que también aporta en la faceta defensiva.

En el juvenil B fueron reconocidos Guillermo Vázquez y Diego Pereira. El primero es un centrocampista que se caracteriza por su visión de juego y su personalidad a la hora de pedir el balón y no esconderse en los momentos importantes de partido. Entre tanto, Diego Pereira es un lateral derecho reconvertido, ya que anteriormente jugaba como interior. Pereira posee una gran salida de balón y ha progresado en las últimas campañas gracias a su capacidad de trabajo.

En el equipo cadete A de la pasada temporada, los más destacados fueron Javier Moreno-Arrones y Juan Rodríguez. El primero es un defensa central que, gracias a su físico y a su velocidad puede jugar con la defensa adelantada, lo que le hizo ser habitual en el equipo juvenil, de superior categoría. Por su parte, Juan Rodríguez es un extremo diestro cortado por los mismos patrones que otros canteranos como Lucas Ahijado o Viti Álvarez; capaz de crear situaciones de gol y dotado para llegar a línea de fondo y poner centros de calidad.

En el cadete B, los distinguidos fueron Álvaro Merayo y Jesús Rodríguez. El primero es un defensa central diestro que la pasada temporada cumplía su primera campaña en las categorías inferiores del Real Oviedo, donde recaló procedente de La Fresneda. Destaca por su potencia en el juego aéreo y su solvencia para defender en el uno contra uno. Jesús Rodríguez es un mediocentro con capacidad de llegada y muy sacrificado. Quien le conoce bien apunta que es un auténtico líder en el equipo y que se caracteriza por su madurez.

En el infantil A, Roberto Díaz y Joaquín Flórez fueron los futbolistas premiados. Roberto Díaz es un mediapunta que cumple su tercera campaña en el club, procedente del Romanón. Destaca por su habilidad en el último pase. Joaquín Flórez, también en su tercera campaña en el Oviedo, es un futbolista polivalente, que puede actuar como defensa o como pivote y que es capaz de analizar a la perfección el juego.

En el infantil B de la pasada campaña, Manuel Peña y Mario Méndez recibieron su trofeo. Manuel Peña es un extremo zurdo que se define por su predisposición al esfuerzo y al trabajo. Tras varias temporadas en el club, no se pierde ningún entrenamiento, a pesar de vivir a una hora en coche de los campos donde se ejercitan las categorías inferiores del club. Por su parte, Mario Méndez extremo diestro luanquín, tampoco se perdió una sesión, ni en el campo, ni en la clínica, pues sufrió una lesión al poco tiempo de recalar en el club oviedista.

En el alevín A de la última temporada, Guillem Fernández y Samu Paredes fueron dos de los más destacados. Guillem es un central zurdo, con una gran capacidad de concentración para su edad. Samu es el único portero premiado en la gala, un cancerbero que destaca por estar al servicio de sus compañeros y que ha experimentado una gran progresión en la última campaña.

Denzel Robert y Pablo Martínez fueron los dos futbolistas premiados en el alevín B. Denzel es un jugador tímido, que se transforma completamente cuando pisa el terreno de juego y que se ha convertido en un trabajador nato en beneficio del equipo. Por su parte, Pablo, mediocentro, cuenta con cualidades técnicas inusitadas para su edad y con un gran criterio para circular el balón.

Además, todos los futbolistas de los equipos benjamines y prebenjamines fueron distinguidos por su buena labor en la pasada temporada. Una manera de reconocer a los jugadores más pequeños de la entidad carbayona. Y es que, desde el Real Oviedo, se trata de reconocer y primar una serie de principios, como el trabajo, el sacrificio o la capacidad integradora del deporte. Ejemplos hay muchos. Uno de ellos es el caso de Jaime, hijo del mítico central azul Luis Manuel, que esta campaña tuvo que abandonar la práctica del fútbol por una lesión tras diez años en la cantera oviedista. Sin embargo, desde el club se le han abierto las puertas para formar parte como ayudante del cuerpo técnico de uno de los equipos alevines.

El Real Oviedo busca la formación de jugadores para el primer equipo, pero también de personas. Una cantera de valores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine