06 de octubre de 2016
06.10.2016
Lne.es »
Una nueva crisis en el gobierno ovetense

Somos e IU censuran la gestión del Alcalde y piden cambios para mejorar el tripartito

Los grupos acusan al regidor de "saltarse el pacto de gobierno" al descartar el proyecto de Santullano y advierten: "Esto no es un ejecutivo monocolor"

06.10.2016 | 14:21
El alcalde, Wenceslao López (a la derecha), junto a Ana Taboada (Somos) y a Roberto Sánchez Ramos, "Rivi" (IU), antes del inicio de un Pleno en el Ayuntamiento de Oviedo.

El anuncio por parte del Alcalde, Wenceslao López (PSOE), de que el proyecto para transformar el área de Santullano "va a quedar parado" tras perder la ciudad la financiación de la UE alumbró ayer una grieta que amenaza al futuro del tripartito local (Somos, PSOE e IU). Somos e IU, los dos grupos más a la izquierda, se unieron ayer de forma explícita, por primera vez en meses, para advertir al regidor socialista de que renunciar al proyecto de Santullano, aunque sea de forma momentánea, es romper "uno de los ejes que posibilitaron el acuerdo de gobierno" en junio de 2015 y que acabó con el PP en la oposición.

A través de un comunicado conjunto, podemistas y comunistas exigieron a Wenceslao López que "recapacite" para que "no se salte el acuerdo de gobierno y su programa electoral" y le contradijeron de forma contundente: "Este proyecto se va a ejecutar, tenemos un compromiso social, político y económico y no vamos a fallar", señaló la edil Cristina Pontón, portavoz de IU, en un comunicado conjunto con Ignacio Fernández del Páramo (Somos)

En realidad, Santullano aparece como telón de fondo de una situación más compleja que alumbra la difícil situación en las relaciones del tripartito, permanentemente tensadas por el panorama político nacional. Somos e IU censuran la gestión del Alcalde y le piden cambios para mejorar el tripartito. Fuentes de ambos partidos consultadas ayer por este diario critican que el regidor "va por libre" y le exigen modificaciones en el día a día municipal como una "comunicación más fluida", una "mejor coordinación" de las áreas y una "dirección política de verdad" con "debates continuos" para abordar los grandes temas de gobierno porque, avisan, "esto no es un gobierno monocolor". También creen Somos e IU que una "estructura interna" en la administración que supervise los proyectos mejoraría la gestión.

El objetivo de esta crítica conjunta, explican las mismas fuentes, es mejorar el rumbo del tripartito local para lograr "un gobierno cohesionado y que funcione mejor" en Oviedo. "No es ninguna pinza contra el Alcalde. Es una advertencia sobre un asunto que acordamos en el compromiso de gobierno y una manera de mejorar las cosas para poder avanzar de forma cohesionada", insisten los dos socios del PSOE.

El "toque" de Somos e IU al Alcalde llega en un momento en el que varias de las grandes apuestas del tripartito se tambalean, como el proyecto para remunicipalizar la recaudación de impuestos, pendiente de un recurso en el juzgado que puede poner en peligro su ejecución, o el millón de euros prometidos a los distritos vecinales que ya se asume que no se va a poder repartir. También hay preocupación con la falta de personal en el Ayuntamiento ovetense y las "dificultades internas" para sacar los proyectos.

Ahora llega Santullano. El domingo, los concejales estuvieron allí saltando a la comba y jugando al cascayu, en medio del carril de salida de Oviedo de la autopista "Y", como símbolo de lo sería el nuevo bulevar: un espacio de ocio y descanso para los ovetenses. Resultó que, sólo tres días después, el pasado miércoles, Wenceslao López dijo que ese proyecto de transformación "va a quedar parado" al "no tener capacidad financiera" después de que la ciudad se quedara fuera de los fondos europeos para ejecutarlo. El regidor apuntó, no obstante, que "vamos a seguir luchando para conseguir a nivel europeo otras posibilidades" presentándose a otros concursos.

López anunció que el proyecto se paraba a corto plazo sin consultar con Somos e IU y el anuncio fue interpretado en los dos socios del PSOE como "la gota que colmó el vaso". Podemistas y comunistas tejieron el comunicado por la mañana en el Ayuntamiento. "Esperamos que el Alcalde, que es un hombre que presume de palabra, recapacite, no se salte el acuerdo de gobierno y su propio programa electoral y pelee con nosotros por sacar adelante un proyecto que mejorará la calidad de vida de 30.000 vecinos de Oviedo", señaló el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo (Somos). "Santullano es uno de los ejes que posibilitaron el acuerdo de gobierno, así como un ejemplo de otro modelo de ciudad urbanísticamente sostenible", indicó Cristina Pontón, portavoz de IU.

Ambos ediles recordaron a Wenceslao López que el proyecto para el área de Santullano es un "compromiso programático" y advirtieron que no se detendrá. "Tenemos ya en marcha un plan de humanización de ese tramo de la antigua autopista, un plan que esperamos impulsar con fondos propios. Y nos presentaremos a la segunda convocatoria de los fondos europeos DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado), por una cuantía de ocho millones", añadió Del Páramo, que criticó que "por culpa de la gestión negligente del PP" el plan presentado por la ciudad para acceder a estos fondos "partió en desventaja" respecto al de otras ciudades competidoras.

Pontón y Del Páramo acusaron al PP "no haber hecho nada" para diseñar un proyecto ganador de esos fondos y acusaron a Caunedo de "tirar la toalla" en comparación con Avilés, que, dijeron, "trabajó" cuatro años para un proyecto que obtuvo 10 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine