09 de octubre de 2016
09.10.2016

El teatro se echa a la calle

Las compañías y los coros asturianos llevan sus espectáculos y recitales por todo Oviedo, del Bombé al Casino de Trubia

09.10.2016 | 04:32
Arriba, la actuación del grupo "Teatro Margen". Abajo, "Bloque al Canto", a la izquierda, y el espectáculo del Filarmónica.

El influjo de la Noche Blanca llegó esta vez hasta los barrios y pueblos del concejo. A su paso dejó, en pleno paseo de La Florida, a dos titiriteros, Félix Corcuera y Carlos Dávila, con un espectáculo "un poco surrealista, sin texto y con música" que causó sensación en el vecindario. Decenas de personas, entre ellas muchos niños, se refugiaron bajo los soportales contemplando las evoluciones de los dos actores de la compañía "Higiénico Papel", que se presentaron ante el público como "Diestro y Siniestro".

El de La Florida fue uno más de los escenarios de la noche de ayer. También el Filarmónica, con un "show" sobre Eurovisión que remató Rodrigo Cuevas, y el Bombé, con "Margen". Las compañías Kamante y Tragaluz llevaron los títeres al edificio del Pavo Real en el Campo San Francisco y al teatro municipal de Pumarín. Y, en la tendencia expansionista de la Noche Blanca, el teatro costumbrista llegó al centro social del Cortijo, en La Corredoria, y al Casino de Trubia.

A los vecinos de La Florida la llegada de los actores de "Higiénico Papel" no les cogió desprevenidos. Alejandro Vega, que tiene siete años y medio, salió a la calle con su mamá, Sonia Sempere, esperando verles y acabó convertido en protagonista de uno de los episodios de su función. "Veníamos buscándolos", aseguró su madre, y explicó que para una familia, con dos niños pequeños, desplazarse al centro no es siempre sencillo, así que aplaude la idea de llevar la Noche Blanca a los barrios.

Rafael Duarte, con su perra Kira, disfrutó de las salidas ingeniosas de los dos actores. Vino desde el vecino barrio de Las Campas, para el que también pidió actividades, y con él Fernando Hevia, que conocía al detalle el programa de la Noche. Más allá, María Fernández apuraba la tarde esperando que llegara la hora para acercarse hasta el Museo de Bellas Artes por segundo día consecutivo: el viernes asistió a la conferencia de Ángeles Caso y ayer tenía previsto asistir a un recital musical. De eso hubo también una amplia oferta en la Noche Blanca, de coros sobre todo. "Bloque al Canto", del Colegio de Aparejadores actúo en el antiguo Colegio Hispania -hoy sede del Colegio de Arquitectos-, el coro Vetusta estuvo en el centro social de San Claudio, la Capilla Polifónica "Ciudad de Oviedo" en Colloto, el coro Reconquista en Tudela Veguín, el San Javier en ciudad Naranco y el del Centro Asturiano en Vallobín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine