16 de octubre de 2016
16.10.2016
Lne.es »

Almeida: "Contestaré con trabajo y en un despacho a los críticos"

Los hosteleros confían en vender "más de 20.000 menús" a lo largo de todas las jornadas en las que se celebra la fiesta

16.10.2016 | 03:19
Rebeca Iglesias sirve a Ángeles Lázaro, que comparte mesa con José Salicio y María Jesús Prado. Al fondo, el cocinero Juan Cuesta.

El presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo de Asturias (Otea), José Luis Álvarez Almeida, hizo ayer referencia a las quejas de algunos hosteleros ovetenses, que a través de las páginas de LA NUEVA ESPAÑA criticaron que Otea promoviese que el menú del desarme comenzara a servirse a partir del pasado viernes. Muchos de esos críticos son partidarios de que los garbanzos con bacalao y espinacas sólo se incluyan en las cartas el próximo miércoles, es decir, coincidiendo con el día 19 de octubre y "respetando la tradición". Almeida se dirigió a ellos durante su discurso en el Aula Magna del Edificio Histórico de la Universidad. "Probablemente los que nos critican a través de los periódicos tengan razón porque todos podemos equivocarnos, pero no les contestaré desde aquí. Lo haré en un despacho, con mi trabajo y con mi compromiso", espetó.

Los integrantes de la Cofradía del Desarme consideran que el haber aumentado los días en los que los restaurantes ovetenses ofrecen el Desarme es una ventaja y se va a notar a la hora de hacer las cuentas. "Al tener la oportunidad de comerlo durante tantos días habrá personas que incluso repitan. No es raro que este año se sirvan más de 20.000 menús en los locales hosteleros de la ciudad a lo largo de toda la semana", sostiene el Cofrade Mayor, Miguel Ángel de Dios.

Aunque no hubo Desarme en todos los restaurantes de Oviedo, muchos de ellos sí que pusieron ayer para comer los garbanzos con bacalao y espinacas, los callos y el arroz con leche. Juan Cuesta, por ejemplo, tenía varias mesas reservadas en el negocio que acaba de abrir junto a la Catedral. "La verdad es que no nos podemos quejar, hoy (por ayer) vamos a servir unos cuantos desarmes y tenemos previsto aumentar el número de cara al próximo miércoles", señaló el hostelero. En su local estaban ayer José Salicio, Ángeles Lázaro y María Jesús Prado, que no dejaron nada en el plato. "Hoy es un día para compartir mesa con los amigos y con los miembros de la familia. Yo no me pierdo el Desarme ni un solo año", asegura Salicio. Ángeles Lázaro, por su parte, considera que el Desarme "es algo muy tradicional para los ovetenses y que atrae a mucha gente de fuera". En su opinión, "tenemos que cuidar nuestras tradiciones y respetarlas como es debido".

El Desarme también tiene este año una vertiente solidaria. El hecho de que el día 19 de octubre coincida con el Día Mundial del Cáncer de Mama ha dado pie a una iniciativa bautizada como "Desarmemos el cáncer". Así, los establecimientos que participan en la iniciativa tienen a disposición de sus clientes una hucha para que los interesados puedan ingresar donativos. Las huchas estarán en los bares y restaurantes de Oviedo, a disposición del público, hasta el próximo día 14 de noviembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine