20 de octubre de 2016
20.10.2016
Lne.es »

Carmenza Taborda: "En África luchamos por sacar a la mujer de casa y formarla"

La misionera, que anima a contribuir en la jornada del Domund del domingo, relata cómo "en Tanzania se ha de vivir con un euro al día y un sola comida"

20.10.2016 | 04:20
Por la izquierda, Pedro Tardón, Carmen Cagigal, Carmenza Taborda y David Cueto.

"En Tanzania, las personas a las que atendemos tienen que vivir con un euro al día y una sola comida, y ese euro les da para comprar una onza de harina y un poco de aceite". Lo relató ayer Carmenza Taborda, de la comunidad de las Hermanas Misioneras de la Consolata y originaria de Colombia. Después de formarse en Roma, Londres y Turín, esta religiosa ha sido misionera en Colombia (5 años) y en Tanzania (10 años).

Desde hace tres años Taborda trabaja en animación misionera y ayer participó en la presentación de la jornada del Domund (Domingo Mundial de las Misiones), que se celebra este próximo domingo, día 23 de octubre, con el lema "Sal de tu tierra". Con tal fin, habrá colectas en las iglesias y la Delegación de Misiones de la diócesis de Oviedo también recibirá donativos de colegios y comunidades religiosas.

Pedro Tardón, párroco de Noreña y delegado de Misiones de la diócesis, apeló a la "generosidad de los asturianos", que en el Domund del pasado año se tradujo en donativos por valor de 344.000 euros para las misiones. Tardón recordó que Asturias cuenta con 173 misioneros, 103 mujeres y 70 hombres.

Además de Tardón y Taborda, intervinieron en la presentación Fermín Riaño, sacerdote avilesino de la diócesis y misionero en Tailandia desde hace 25 años; Carmen Cagigal, religiosa voluntaria de la Delegación de Misiones después de haber trabajado 36 años en Mali, y David Cueto, diácono de la diócesis.

Carmenza Taborda describió el trabajo de los misioneros en África como una "preparación de las nuevas generaciones, mediante la educación y el acompañamiento en la salud, para sacar a la gente de la pobreza". Todo ello basado en que "la formación y los estudios otorgan dignidad a las personas". La misionera habló en particular de "la lucha por la educación de la mujer africana, reducida al segundo plano y dedicada a la casa y a criar a los hijos". Los progresos en esa tarea los puso de manifiesto Carmen Cagigal: "En 1975, cuando llegué a África, teníamos la escuela de la misión con sólo una niña entre los 80 alumnos; pero cuando me fui en 2011, había 400 alumnos, mitad niñas y mitad niños". No obstante, "todo esto se llega a conseguir lentamente". Y mirando hacia la Delegación de Misiones de Oviedo, Cagigal pidió personas que compartan su tiempo y se hagan voluntarios de la delegación.

Por su parte, Fermín Riaño participó en la presentación mediante videoconferencia desde Tailandia, país de "mayoría budista, con tan sólo un 0,5 por ciento de católicos". No obstante, su trabajo consiste en madrugar "a las 4.30 de la mañana, cuando los monjes van a rezar, y abrir la iglesia". Su labor es la del "encuentro y diálogo con las personas", y también el "apoyo económico", aunque "hay muchas restricciones oficiales para realizar proyectos". La "visita a los enfermos, la catequesis en tailandés o las visitas a casas de familias con budistas y católicos" son algunas de sus tareas.

Finalmente, el diácono David Cueto habló de su experiencia en la misión de Asturias en Bembereké, Benín. "Te acogen con un gran cariño gracias a todos los misioneros que han pasado antes por allí".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine