26 de octubre de 2016
26.10.2016
Lne.es »

Fallece Carlos González García-Jove, dueño de Camisería Lys y La Cúpula

El empresario, de 88 años, puso en marcha cuatro negocios en el centro y se convirtió en referente del comercio ovetense

26.10.2016 | 03:48
Carlos González García-Jove.

El empresario ovetense Carlos González García-Jove falleció el lunes en la ciudad a los 88 años víctima de una insuficiencia cardíaca severa. Propietario de comercios históricos como Camisería Lys y Calzados La Cúpula" (abiertos hoy en día), o los ya cerrados Cien Mil Camisas y Gepetto, era licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y llegó a ejercer como juez sustituto en el municipio.

Casado con María Luisa de La Losa Amunátegui (Marily), era padre de cinco hijos y tenía otros cinco nietos. Su familia le define como "un hombre bueno, optimista, activo y deportista" que vivía entregado al comercio. Además, los numerosos compañeros de profesión y los antiguos y actuales empleados que estuvieron ayer en la capilla ardiente le consideran "un referente profesional" y "un extraordinario jefe".

González García-Jove abandonó la judicatura para ponerse al frente de Camiserías Lys, en Melquíades Álvarez, tras la muerte de su padre, que abrió la tienda en 1946. Diez años más tarde se hizo con otro local a unos metros del primero, en la esquina de Uría, para hacerse con la zapatería Calzados Norte, a la que posteriormente cambió el nombre por La Cúpula en referencia a la bóveda del edificio en el que se encuentra. Con el paso del tiempo extendió sus negocios a la calle Independencia al abrir allí Cien Mil Camisas y un comercio cercano de ropa infantil, Gepetto, que luego reconvirtió en una tienda de camisas de oportunidad y fuera de temporada. Este último local fue el primero que cerró y hace tres años hizo lo mismo con Cien Mil Camisas.

El empresario, que llegó a tener a su cargo a casi una decena de personas, estuvo al pie del cañón hasta hace poco tiempo y era una persona querida y popular en el centro de Oviedo. Sus cinco hijos gestionan ahora los comercios. Una de ellos, Patricia González de La Losa, destaca que su padre "siempre estaba de buen humor y que a lo largo de su vida fue una persona muy deportista, a la que le gustaba practicar diversas actividades en su juventud, en especial tenis y atletismo.

Los problemas de salud le sobrevinieron a principios de año, cuando sufrió un infarto que mermó sus capacidades físicas y le hizo cambiar de estilo de vida hasta sufrir otro episodio.

Al tanatorio de Los Arenales acudieron ayer numerosas personas que compartieron parte de la trayectoria profesional de González García-Jove, un empresarios que llevó las riendas de uno de los comercios más antiguos de Oviedo hoy en día, como es calzados Lys, que ha cumplido setenta años de historia.

El funeral del empresario se celebra hoy, a las 12 horas, en la iglesia de San Francisco de Asís para posteriormente depositar sus cenizas en el columbario familiar de esta parroquia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine