27 de octubre de 2016
27.10.2016
Lne.es »

Un interno se fuga del centro de menores de Sograndio por tercera vez en dos años

El joven, de 17 años, se descolgó de un tejado a una altura de entre 5 y 6 metros

27.10.2016 | 01:45

Un interno del centro penal de menores de Sograndio se fugó el lunes, hacia las 11.30 horas, al descolgarse de un tejadillo y superar la valla perimetral del recinto desde una altura de entre cuatro y seis metros. El joven, de 17 años y recluido por asaltar establecimientos, ya se había escapado en otras dos ocasiones; la primera el año pasado y la segunda en mayo.

El chico abrió la ventana de un aula durante una clase formativa para acceder al tejado del taller de mecánica, pasar a la valla que rodea el centro y trepar al exterior. Según la Asociación de Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa), el menor saludó con la mano a los compañeros que seguían en el aula al encaramarse el tejadillo.

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Guillermo Martínez, confirmó ayer que el Principado tiene constancia de la fuga desde el lunes. "Inmediatamente se activó el protocolo pertinente y se comunicó a la Fiscalía, el Juzgado y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado". La huida tuvo lugar, según Martínez, en una zona "de muy difícil acceso" que ha sido utilizada como vía de escape "por primera vez en la historia del centro". El interno, según el Consejero, "saltó desde una altura de cuatro metros desde el tejado del gimnasio", un área que "se está procediendo a reforzar". El portavoz del Ejecutivo felicitó al personal del centro de Sograndio por su excelente trabajo; "desde los educadores a quienes se responsabilizan de la seguridad".

Representantes de Avispa difundieron en un primer momento que la fuga había sido hacia las 11.30 horas y matizaron que el chaval se descolgó por el tejadillo en lugar de saltar al suelo. Además, criticaron la política de reinserción y rehabilitación social desarrollada por la dirección. Y es que la asociación ha denunciado en repetidas ocasiones la que, a su juicio, es "una gestión negligente" de los responsables de la empresa de Seguridad Alcor encargada de la vigilancia de un centro donde ha habido múltiples fugas en los dos últimos años. Por eso, exigen la implantación de medidas correctoras y de protocolos internos que especifiquen las funciones de los operativos de seguridad. E insisten en que hay escasez de personal y falta de medios para ejercer correctamente su labor.

Al cierre de esta edición, aún no había sido localizado el menor escapado, que cumplió hace meses un régimen cerrado (destinado a los que cumplen las condenas más largas por delitos graves en una habitación de aislamiento y sujeto a estrictas normas de comportamiento y movimiento en el centro penal de menores de Sograndio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine