03 de noviembre de 2016

El municipio adjudica la perrera a la empresa repudiada por los animalistas

"Es una patada en el estómago", lamenta Sandra Suárez, portavoz de PEPA

06.11.2016 | 16:31
Manifestación animalista para solicitar cambios en la gestión del albergue municipal de animales de La Bolgachina.

Los primeros pliegos fueron rechazados por las presiones de los animalistas que consideraban que la perrera se convertiría en "un horno crematorio". Se elaboraron unos nuevos y los colectivos defensores de los derechos de los animales, "que siempre hemos abogado por que fuese una protectora y no una empresa" la que se hiciese cargo de las instalaciones, no se presentaron. Alegaron que no podían asumir el coste laboral de los seis trabajadores del albergue y que el Ayuntamiento de Oviedo exigía subrogar. De hecho, solo se recibieron dos ofertas: una de la clínica veterinaria ovetense Quirós y la otra de la empresa Can Mar. La mesa de contratación acordó ayer adjudicar la gestión del albergue de animales de La Bolgachina a la segunda, una compañía de adiestramiento canino afincada en Siero. Siguiendo criterios "técnicos y económicos" se decidió que la adjudicación, de una duración de cuatro años, fuese a parar a sus manos. Presentaron una oferta que rebaja en un 12% el precio de del contrato, que ronda el millón de euros, y recoge su compromiso de hacerse cargo de las nóminas de los seis trabajadores de las instalaciones.

Mercedes González (Somos), edil responsable del servicio, explicó además que el Ayuntamiento realizará "una vigilancia extrema" para "garantizar el bienestar animal". Entre las nuevas medidas destacó la petición de informes semanales de entradas y salidas y el mantenimiento de un libro de registro con todas las actividades del servicio. Así, el consistorio ejercerá un mayor control sobre la empresa adjudicataria.

"Es una patada en la boca del estómago", lamentó ayer Sandra Suárez, portavoz de la Plataforma de Entidades de Protección Animal (PEPA). "Estamos viendo lo que vamos a hacer", resaltó para hacer hincapié en que desde las 22 asociaciones que forman parte la plataforma estaban llegando mensajes de desconcierto. Descartada la posibilidad de que una protectora asumiese el servicio y con tan solo dos empresas privadas en la carrera, querían y creían que la clínica veterinaria, "la opción menos mala", conseguiría el contrato. "Estamos en shock total", repitió Sandra Suárez en varias ocasiones.

Beatriz Vergara, gerente de Can Mar, por su parte, consideró que es demasiado pronto para emitir consideraciones y rechazó realizar comentario alguno al respecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Oviedo

El Tránsito de Santa Bárbara, con marcas de meadas en la pared de la Catedral.
Mear y cagarla

Mear y cagarla

Las multas de 750 euros por orinar contra la Catedral han pillado a hombres, mujeres, jóvenes y...

Uno de cada diez niños puede tener trastornos del lenguaje

Los logopedas aseguran que muchas casos se detectan tarde y provocan consecuencias negativas en el...

La barra de pesas, "un arma mortal"

La barra de pesas, "un arma mortal"

Los agentes que analizaron el piso de la calle General Zuvillaga creen que la mujer recibió el...

"Nuestro hijo nos salvó la vida", afirma la familia intoxicada en Piedramuelle

"Nuestro hijo nos salvó la vida", afirma la familia intoxicada en Piedramuelle

La caldera averiada había pasado la revisión anual el pasado diciembre, afirman los padres, ya...

La canonjía, más oficio que beneficio

La canonjía, más oficio que beneficio

José Ramón Garcés se incorpora al cabildo de la Catedral, donde las tareas superan a las antiguas...

Vázquez Suárez: "No hay película sin línea biográfica y sin que se ejercite un conflicto"

Vázquez Suárez: "No hay película sin línea biográfica y sin que se ejercite un conflicto"

El conferenciante de la Escuela de Filosofía propone entender el cine como "representación de...

Enlaces recomendados: Premios Cine