10 de noviembre de 2016
10.11.2016
Lne.es »

La oposición de médicos de anestesia y rayos no incorporará los nuevos tipos de examen

Las pruebas de las restantes especialidades hospitalarias no incluirán lectura ante el tribunal, pero sí casos prácticos con respuestas cerradas

10.11.2016 | 01:58

Las oposiciones de médicos especialistas en radiodiagnóstico y anestesiología se desarrollarán según lo previsto en la convocatoria ya publicada por la Consejería de Sanidad, sin aplicarles los criterios aprobados el pasado viernes en la Junta General del Principado gracias al voto favorable de todos los grupos parlamentarios, salvo el PSOE. Por consiguiente, las pruebas incluirán dos supuestos prácticos que serán leídos ante el tribunal de cada especialidad en sesión pública.

En el caso de las restantes especialidades de médicos de hospital, cuyos concursos-oposición aún no han sido convocados (se prevé que lo sean en los próximos meses, de forma paulatina), las bases de las mismas sí se atendrán a la nueva norma. En consecuencia, en los procesos selectivos de esas otras disciplinas "el tipo de ejercicios planteado deberá garantizar el anonimato de las respuestas de cada aspirante, de modo que el tribunal no pueda conocer a quién pertenecen los formularios de respuesta hasta que se establezca la puntuación definitiva en el concurso-oposición de todas las personas aspirantes". Asimismo, "no se realizarán, en ningún caso, ejercicios leídos o desarrollados en presencia del tribunal ni en sesión pública". Éstas son, textualmente, las dos condiciones que impone la proposición de ley presentada por Podemos y respaldada por PP, IU, Ciudadanos y Foro.

Andrés Fernández Vilanova, portavoz de Podemos en la Junta, expuso el mismo viernes, tras la aprobación de la nueva norma, que la Administración sanitaria debería "anular las convocatorias de rayos y anestesia y publicarlas de nuevo con arreglo al contenido de la nueva ley". Ésta sería la manera, a su juicio, de que los médicos de todas las especialidades hospitalarias que opten a una plaza fija se enfrentaran al mismo modelo de examen.

Sin embargo, la visión de la Consejería es otra. José Ramón Riera, gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), explicó ayer a este periódico que las convocatorias ya publicadas se llevarán a efecto -en principio, antes de fin de año- según lo previsto en las bases de las mismas. Entre tanto, en las futuras se respetará el anonimato, y las pruebas, si bien no incluirán lectura alguna ante un tribunal, no renunciarán a "evaluar el juicio clínico" de los aspirantes. ¿Cómo? Muy probablemente a través de supuestos prácticos acerca de los cuales se plantearán preguntas con respuestas cerradas que los candidatos deberán responder en el propio papel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine