12 de noviembre de 2016
12.11.2016
Lne.es »

Los trabajadores de La Auxiliar de Recaudación dejan la huelga

El Ayuntamiento inicia la contratación del mobiliario para el nuevo servicio, con un presupuesto de 30.000 euros

12.11.2016 | 04:39
Movilización, ayer, de los trabajadores de Recaudación frente al Ayuntamiento.

Los trabajadores de la Auxiliar de Recaudación, la contrata que gestiona el cobro de tributos en el Ayuntamiento de Oviedo y que previsiblemente dejará de hacerlo el 1 de enero con la puesta en servicio del nuevo servicio remunicipalizado, anunciaron ayer que no prolongarán la huelga de servicios mínimos que llevaron a cabo esta semana. A pesar de que los empleados habían amenazado con extender el paro a la última semana de la campaña del IBI, representantes de los trabajadores indicaron ayer que han decidido no seguir con las movilizaciones.

"Los contribuyentes no tienen la culpa de esta situación, los ciudadanos que nos están apoyando y que nos han dado seis mil cuatrocientas firmas de apoyo no tienen por qué pagar esto", manifestaron los trabajadores de la Auxiliar de Recaudación.

Ayer al mediodía, todavía con la huelga de servicios mínimos en vigor, protagonizaron una movilización en la plaza del Ayuntamiento donde les acompañaron trabajadores de otras contratas municipales, como el área de mantenimiento de zonas verdes, y de otros que ya no prestan servicio al Ayuntamiento, como exempleados del centro ecuestre del Asturcón.

Mientras los trabajadores protestaban en la plaza, el equipo de Gobierno iniciaba en la mesa de contratación el trámite para comprar el mobiliario destinado al nuevo servicio remunicipalizado de Recaudación. Ayer se abrió el sobre técnico con doce ofertas presentadas, y una ya excluida, y la semana que viene se espera que se pueda iniciar la adjudicación tras estudiar las ofertas económicas.

La oposición sigue considerando imposible que el proceso se lleve a cabo en tiempo y forma. Desde Ciudadanos, Luis Zaragoza sostuvo una vez más que la prórroga de un año del servicio externalizado es la mejor solución para evitar males mayores. "Hacer las cosas deprisa y corriendo", manifestó, "va a poner en riesgo la recaudación, va a suponer la inacción en el Ayuntamiento y a estas alturas tienen que ceder a una prórroga de un año". "Han tenido un año y lo han dejado todo para el último mes. Están contratando mobiliario pero todavía no saben ni cuál será el local. Es todo un despropósito", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine