17 de noviembre de 2016

"El chaval no respondía pese a los esfuerzos", explica el vecino que alertó de la intoxicación

Félix Callado, de 67 años, evitó una tragedia mayor en su edificio al oír los desesperados gritos de auxilio de un revisor en la sala de calderas

17.11.2016 | 03:59
Félix Callado, ayer, delante de su edificio de la calle Joaquín Blume.

"¡Ayudadme, ayudadme! Se me ha desmayado aquí el compañero. ¡Por favor!". Félix Callado, vecino del número 1 de la calle Joaquín Blume desde hace treinta años, oyó esta súplica el martes cuando volvía a su casa hacia las dos y media de la tarde. Pensó que alguien estaba atrapado en el ascensor, pero luego se dio cuenta de que la puerta del cuarto de la caldera estaba abierta y había luz dentro, en la parte izquierda del portal. Al bajar las escaleras vio a un hombre desesperado dentro del silo de la caldera comunitaria de pellets (biomasa). "Trataba de sacar a otro chaval que no se movía y del que sólo pude verle los brazos cada vez que tiraban de él". A Félix le cuesta hablar sin emocionarse al saber que aquella persona inmóvil, Alejandro Álvarez, falleció a la mañana siguiente en el HUCA por intoxicación de monóxido de carbono.

Otro residente del inmueble, Antonio Ramón Hevia, llegó en ese momento para echar una mano y sacar como fuera al trabajador inconsciente. Félix, jubilado de 67 años y con problemas de espalda, creyó que lo mejor era llamar de inmediato al 112. "Subí las escaleras a toda prisa porque en el cuarto de calderas no hay cobertura y le di a la operadora todos los datos que se me ocurrieron. Además pedí una uvi móvil porque el chaval aquel no respondía pese a los esfuerzos y la cosa pintaba fatal". Antonio Ramón salió a la calle minutos después con los ojos enrojecidos y marcó el número de la Policía Local mientras decía: "Acaba de caerse el otro chico".

Ambos vecinos se dieron cuenta de que aunque no olía a gas el portal se estaba llenando de una sustancia peligrosa. "Era un olor raro, no sé cómo describirlo. Podía pasar desapercibido, pero si te concentrabas, lo notabas. Lo pienso y me pongo nervioso".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Oviedo

Tardar en hablar es motivo de alerta, advierten los logopedas

Los expertos establecen en los 2 años el límite para que un niño maneje al menos 50 vocablos y los...

Mear y cagarla

Mear y cagarla

Las multas de 750 euros por orinar contra la Catedral han pillado a hombres, mujeres, jóvenes y...

La barra de pesas, "un arma mortal"

La barra de pesas, "un arma mortal"

Los agentes que analizaron el piso de la calle General Zuvillaga creen que la mujer recibió el...

"Nuestro hijo nos salvó la vida", afirma la familia intoxicada en Piedramuelle

"Nuestro hijo nos salvó la vida", afirma la familia intoxicada en Piedramuelle

La caldera averiada había pasado la revisión anual el pasado diciembre, afirman los padres, ya...

La canonjía, más oficio que beneficio

La canonjía, más oficio que beneficio

José Ramón Garcés se incorpora al cabildo de la Catedral, donde las tareas superan a las antiguas...

Vázquez Suárez: "No hay película sin línea biográfica y sin que se ejercite un conflicto"

Vázquez Suárez: "No hay película sin línea biográfica y sin que se ejercite un conflicto"

El conferenciante de la Escuela de Filosofía propone entender el cine como "representación de...

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine